«La gente mayor quiere el periódico de toda la vida»

Zamora Guardar

Iván Bailón atiende por ventanilla el quiosco de unas galerías comerciales de Zamora en el que vende prensa, revistas, gominolas, pan y bebidas. Su negocio es de los que han seguido abiertos tras el estado de alarma, no sólo porque tiene clientes que acuden a diario comprar el pan, bebidas o bolsas de snacks, sino también porque quieren «el periódico de toda la vida para informarse, también sobre el coronavirus», asegura.

Al respecto, este quiosquero indica que la mayoría de quienes le compran la prensa son personas mayores que están acostumbradas a leer el periódico en papel y no quieren la prensa digital. Además, frente a los bulos de Internet, el periódico es símbolo de fiabilidad, según le exponen los compradores. El hecho de que haya personas de avanzada edad entre su clientela le ha llevado a adoptar «por responsabilidad» medidas de precaución como la mascarilla, el uso de gel hidroalcohólico o fijar una distancia de separación con el mostrador.

Iván Bailón ve, por lo general, a la gente concenciada sobre las acciones preventivas, aunque también hay alguna persona que no ha cambiado sus rutinas y sale tres veces al día a la calle. Su negocio se ha resentido en lo que es el reparto de prensa a primera hora de la mañana que realizaba a bares de toda la ciudad y también en clientela escolar. Por ello, ha reducido el horario y ahora sólo abre por las mañanas.

Detalla que a algunas personas de avanzada edad les lleva la prensa a domicilio, que les deja por debajo de la puerta o en el buzón y se la cobra mensualmente para que puedan cumplir a rajatabla con el aislamiento. Otros clientes optan ahora por llevar barras de pan para varios días y congelarlas o por adquirir alguno de los panes tradicionales que vende y que se mantienen frescos tres o cuatro días.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!