La Generalitat lleva 37.400 euros gastados en visitar a los fugados

Suma y sigue. El gobierno catalán tiene muy claro a quién le debe rendir cuentas y, como ha señalado en diversas ocasiones el propio presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, por encima de él y de sus consejeros está Carles Puigdemont. La Generalitat está asumiendo el gasto de los viajes que todos los miembros del gobierno autonómico -con sus respectivos acompañantes: ayudantes, técnicos, secretarios, policías…- llevan a cabo para reunirse con el expresidente de la Generalitat y fugado de la Justicia española en Bélgica. No es un cifra definitiva, pero, hasta la fecha, el coste de rendir pleitesia a un dirigente político con cuentas pendientes ante los tribunales está costando a las arcas públicas al menos 37.406,68 euros.

En una respuesta parlamentaria a petición del PSC, a la que ha tenido acceso ABC, Ernest Maragall, en tanto que consejero de Acción Exterior, Transparencia y Relaciones Institucionales detalla los viajes al extranjero de los consejeros desde que tomaron posesión de sus cargos. Solo Torra lleva 31.822,16 euros en viajes a Bruselas y Waterloo (Bélgica) y Edimburgo (Reino Unido), este último para reunirse, entre otros, con Clara Ponsatí, en la misma situación jurídica que Puigdemont. El pasado 17 de noviembre este diario informaba de que el presidente autonómico y su séquito llevaban gastados 21.671,55 euros; la cifra va en aumento a medida que se conocen los costes de más viajes realizados bajo el epígrafe de «viaje oficial», pero que tienen como único objetivo hacer propaganda de la situación en la que se encuentra Puigdemont.

A los 31.822,16 euros de Torra hay que sumar otros 5.584,52 euros atribuibles a los gastos de los consejeros Teresa Jordà, Laura Borràs, Àngels Chacón, Jordi Puigneró y Alba Vergés que viajaron en junio y julio a Bélgica para ver a los fugados y con la excusa de hacer el «traspado de cartera», que así figura en la respuesta parlamentaria.

Pero estas cifras no serán definitivas. El propio consejero Maragall indica en el documento que estos gastos solo incluyen los viajes «hasta finales de septiembre» y que incluso en los datos aportados «podría haber alguna variación en los gastos una vez se haya hecho la validación contable final». Además, añade Maragall: «No se pueden facilitar los detalles de algunos viajes ya que todavía se encuentran en proceso de cierre presupuestario».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!