la fortuna del Rey de Tailandia

Además de las coronas y los tronos, en las monarquías se heredan las fortunas. Siguiendo la tradición familiar, el Rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, es el soberano más rico del mundo al haber heredado la fortuna de su padre, Bhumibol Adulyadej, quien pugnaba con el sultán de Brunéi por tan preciado título.

Coronado en mayo, dos años y medio después de la muerte de su progenitor en octubre de 2016, el monarca Rama X atesora una fortuna de 30.000 millones de dólares (27.000 millones de euros), a tenor de las clasificaciones elaboradas por publicaciones especializadas como «Forbes» y «Business Insider». En términos de casas reales en su conjunto, la más adinerada sería la saudí, con 1,7 billones de dólares (1,5 billones de euros) según MSN Money, informa Reuters.

Pero en fortunas individuales la palma se lleva el Rey de Tailandia, quien maneja su patrimonio desde la Oficina de Propiedad de la Corona. Aunque su comité director estaba antes bajo la supervisión del Ministerio de Finanzas, el soberano tomó el control directo en 2017. Dicha Oficina posee de todo: desde 6.500 hectáreas de tierras repartidas por Tailandia, con 40.000 contratos de alquiler, hasta acciones por valor de 9.000 millones de dólares (8.084 millones de euros) en gigantescas compañías como el Grupo de Cemento de Siam y el Banco Comercial de Siam, fundadas por decreto real el siglo pasado. Solo en Bangkok, sus 1.328 hectáreas están ocupadas por los mayores negocios inmobiliarios y comerciales con un valor de mercado de 33.000 millones de dólares (29.645 millones de euros), según una biografía del difunto rey Bhumibol publicada en 2011.

Entre ellos destacan los mayores centros comerciales de esta populosa y caótica ciudad, como Siam Paragon, Siam Discovery y Siam Center, que reciben cada día 200.000 clientes. Aunque la Oficina de Propiedad de la Corona no los regenta, se beneficia de su enorme éxito en Bangkok, la ciudad que más turistas visitan del mundo con alrededor de 22 millones el año pasado.

Además de estas propiedades y negocios, la joya de la corona es el Diamante Dorado del Jubileo, el mayor con varias caras del mundo y un valor de 12 millones de dólares (10,7 millones de euros) por sus 545 quilates. Regalado al rey Bhumibol en 1996 para conmemorar el 50 aniversario de su coronación, es una de las posesiones más preciadas del actual soberano junto a su Gran Corona de la Victoria, que pesa 7,3 kilos por sus incrustaciones de gemas y un gran diamante de la India en su parte superior.

Tres matrimonios

Además de ser el más rico, Rama X es el monarca que heredó el trono más mayor, pues tiene ya 66 años. Casado en terceras nupcias con su guardaespaldas y antigua azafata de Thai Airways, Suthida Tidjai, justo antes de su coronación, tiene siete hijos. Su última esposa, la princesa Srirasmi – en realidad una antigua camarera -, abdicó en 2014 en medio de un sonado escándalo al descubrirse que sus familiares se estaban aprovechando de sus contactos en la Casa Real para cometer todo tipo de tropelías. Lo que más se recuerda de su matrimonio es el vídeo de una fiesta de cumpleaños de su perro Fufu, filtrado en internet y donde ella aparece solo en tanga.

Al Rey, en cambio, le gusta más vestir con vaqueros y corpiños que dejen al descubierto sus tatuajes, como ha sido retratado bajándose de su Boeing 737 en Alemania, donde pasa la mayor parte del tiempo. Aunque su mala reputación ha sido ocultada en Tailandia, donde los delitos de «lesa majestad» castigan con entre tres y quince años de cárcel cualquier ofensa, burla o crítica a la monarquía, no goza del mismo cariño popular que su padre.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!