La Fiscal√≠a se opone a recusar a Marchena de la causa del ¬ęproc√©s¬Ľ tras los mensajes de Cosid√≥

La Fiscal√≠a considera que no hay ¬ęsombra de culpa¬Ľ en el juez Manuel Marchena en relaci√≥n al acuerdo, ya roto, para renovar el CGPJ, y cree que no hay datos s√≥lidos que proyecten ninguna sospecha sobre su independencia, por lo que se ha opuesto a apartarle del tribunal que juzgar√° el ¬ęproc√©s¬Ľ.

En un informe firmado por dos de los fiscales del caso, Fidel Cadena y Consuelo Madrigal, el ministerio p√ļblico solicita que las recusaciones se inadmitan de plano o, en caso de tramitarse, se desestimen, seg√ļn ha informado la Fiscal√≠a General del Estado.

¬ęNada puede ser reprochado al comportamiento del juez cuya recusaci√≥n se promueve¬Ľ, asegura la Fiscal√≠a, que manifiesta que no hay ¬ęsombra de culpa¬Ľ en Marchena en relaci√≥n al acuerdo PP-PSOE, que le eligi√≥ candidato a presidir el CGPJ, un cargo que √©l mismo rechaz√≥ tras el esc√°ndalo del mensaje de whatsapp de Cosid√≥.

Fue a ra√≠z de la filtraci√≥n cuando el exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras, los exconsejeros Ra√ľl Romeva, Jordi Turull y Josep Rull, el expresidente de la ANC Jordi S√†nchez y el presidente de √ímnium Cultural, Jordi Cuixart, plantearon las recusaciones de Marchena alegando supuestos v√≠nculos con el PP.

Pero la Fiscal√≠a, que admite que ¬ęlas apariencias son importantes¬Ľ, cree que en este caso ¬ęno existe el menor elemento corroboratorio de que las infundadas sospechas (sobre Marchena) est√©n leg√≠timamente justificadas¬Ľ.

Seg√ļn el informe, el mensaje de Cosid√≥, en el que supuestamente hablaba de que el acuerdo permitir√≠a controlar ¬ędesde detr√°s¬Ľ la Sala Segunda del Tribunal Supremo, hace referencia a ¬ęexpectativas expresadas por terceros con el objetivo de ‘convencer’ a senadores reticentes¬Ľ.

Pero dicho mensaje no ha podido vincularse ¬ęa palabras u obras¬Ľ de Marchena de modo que no ¬ędesvirt√ļa¬Ľ su independencia y adem√°s no puede considerarse ¬ęacreditativo del inter√©s¬Ľ del juez en ¬ęun resultado concreto del proceso¬Ľ.

Adem√°s, ¬ęni siquiera existe constancia y prueba sobre la veracidad o autenticidad del objeto del comentario¬Ľ ya que ¬ęse trataba de explicar en el √°mbito de un partido pol√≠tico el contexto que hab√≠a justificado la elecci√≥n anticipada de los miembros del CGPJ¬Ľ. M√°s all√° de esa opini√≥n, dice la Fiscal√≠a, ¬ęno existe dato alguno¬Ľ para atribuir al PP ¬ęni petici√≥n de penas ni ning√ļn inter√©s en la causa¬Ľ.

Es m√°s, para los fiscales, es precisamente la ¬ędigna y generosa renuncia al m√°s alto cargo judicial que se le propon√≠a¬Ľ lo que evidencia ¬ęun absoluto distanciamiento con la vinculaci√≥n que se le pretende atribuir, y una personal implicaci√≥n en la defensa de la independencia judicial¬Ľ. Y se√Īalan que ¬ęno cabe un gesto de mayor desvinculaci√≥n con las afinidades pol√≠ticas que se ‘sospechan‘¬Ľ.

La Fiscal√≠a considera que el escrito de las defensas es ¬ęextremadamente parco en argumentos¬Ľ y que no contiene “ning√ļn dato objetivo” que permita fundar ¬ęalguna sospecha¬Ľ sobre Marchena, sino m√°s bien ¬ępuras y gratuitas especulaciones¬Ľ sobre un magistrado.

Recuerda que no se pueden atribuir a Marchena ¬ęde forma especulativa¬Ľ ideas pol√≠ticas que ¬ę√©l mismo nunca ha expresado¬Ľ pero, a√ļn en el caso de que tuviese otra vinculaci√≥n con el PP, su imparcialidad solo se ver√≠a comprometida al juzgar causas en las que el partido estuviese involucrado.

Una vez el instructor de los expedientes de recusación recopile los escritos de la Fiscalía y del resto de partes, este puede rechazarlo de plano o enviarlo a la denominada Sala del 61, que ya rechazó una anterior recusación de Marchena.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!