La Fiscal铆a israel铆 pone en marcha el proceso para procesar a Netanyahu por corrupci贸n

Benyamin Netanyahu se mostr贸 desafiante ante la decisi贸n de abrir el proceso por corrupci贸n anunciada por la Fiscal铆a General y asegur贸 que 鈥渟eguir茅 sirviendo como primer ministro muchos, muchos a帽os”. En una intervenci贸n televisada, el primer ministro insisti贸 en que “todas estas acusaciones van a colapsar, estoy 400 por cien seguro” y se mostr贸 firme para intentar atenuar el impacto que su procesamiento puede tener en las elecciones que el pa铆s celebra dentro de 40 d铆as. Esta vez el enemigo no es Ir谩n, Hizbol谩 o Ham谩s, esta vez es la Justicia de su pa铆s la que amenaza a Netanyahu tras anunciar su procesamiento por 鈥渟oborno, fraude y abuso de confianza鈥. Su partido, Likud, trat贸 hasta el 煤ltimo momento de frenar el anuncio de la fiscal铆a, pero no lo consigui贸 y las encuestas apuntan a que este contratiempo les podr铆a costar hasta cinco esca帽os en el pr贸ximo parlamento.

Desde el partido no se habl贸 del fondo de unos casos de corrupci贸n que comenzaron a investigarse hace tres a帽os, solo del precio electoral que puede tener la decisi贸n del fiscal general, Avijai Mandelblit, que habr铆a enviado una carta al propio Netanyahu en la que le record贸 que “ha da帽ado la imagen del servicio p煤blico y la confianza p煤blica en el mismo”, seg煤n inform贸 el diario Haaretz. Ante la protesta del Likud, el Ministerio de Justicia emiti贸 un comunicado para aclarar que “no hay causas legales que impidan la publicaci贸n鈥. El partido enmarc贸 esta decisi贸n como “resultado de la presi贸n violenta de la izquierda durante los 煤ltimos tres a帽os, que pretende derrocar al Gobierno de derechas y ganar las elecciones por una v铆a distinta a las urnas”.

Es la primera vez en la historia del pa铆s que un fiscal general anuncia la imputaci贸n de un primer ministro en ejercicio. Los casos por los que se procesa a Netanyahu son los conocidos como 鈥淐aso 1000鈥, en el que se analiza la presunta entrega de regalos al primer ministro por parte de empresarios millonarios de Hollywood; el ‘Caso 2000’, relativo a una conspiraci贸n con el due帽o del diario ‘Yedioth Ahronoth’; y el 鈥淐aso 4000鈥, que investiga hizo favores al gigante de telefon铆a Bezeq a cambio de cobertura favorable de 茅l y su mujer Sara en el digital 鈥榃alla鈥, controlado por el mismo empresario, Shaul Elovitch.

La imputaci贸n final no tendr谩 lugar hasta que se celebre una vista cara a cara con Mandelblit, en la que el acusado puede presentar argumentos en su defensa y esquivar el banquillo. Hasta que esto se produzca, el pol铆tico puede seguir con su actividad y Netanyahu insisti贸 desde que comenz贸 la investigaci贸n policial que aunque fuera imputado no pensaba dimitir, ni abandonar su candidatura para las elecciones, ni renunciar a la presidencia del Likud.

“Depender谩 de vosotros. No de los funcionarios. No de los estudios de televisi贸n y los tertulianos. Solo de vosotros. No dej茅is que esta caza de brujas os confunda”, inst贸 Netanyahu a los telespectadores en su discurso televisado, en el que tambi茅n hizo alusi贸n a su buena sinton铆a personal con Donald Trump y Vladimir Putin como se帽al de garant铆a de la seguridad futura si sigue en su puesto

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!