La Fiscalía anticipa su postura en las querellas al Gobierno y salva a Marlaska

Madrid Guardar

La Fiscal√≠a ha empezado a mover ficha en el aluvi√≥n de denuncias y querellas que se acumulan en la Sala Penal del Tribunal Supremo contra miembros del Ejecutivo por la gesti√≥n del coronavirus y sus derivadas, la √ļltima ayer, de la expresidenta de UPyD Rosa D√≠ez contra el Gobierno y contra Pedro Sim√≥n. Uno de los primeros movimientos del Ministerio P√ļblico que dirige Dolores Delgado ha sido la de pedir al Alto Tribunal que no investigue al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por el cese del coronel Diego P√©rez de los Cobos como jefe de la comandancia de Madrid. Aunque se trat√≥ de una decisi√≥n no directamente vinculada a la gesti√≥n de la pandemia, s√≠ estuvo relacionada con la investigaci√≥n abierta al delegado del Gobierno en Madrid, Jos√© Manuel Franco, por haber permitido la celebraci√≥n de la manifestaci√≥n del 8-M con el consiguiente riesgo que la misma pudo suponer en la expansi√≥n del virus.

Pérez de los Cobos, jefe de los agentes que actuaron como policía judicial en aquella investigación, no informó a sus superiores del contenido de los atestados que presentaron en el juzgado sobre este particular, y aunque Grande-Marlaska sostuvo que su cese estaba relacionado con la reorganización del Ministerio, luego reconoció que había contribuido al mismo la filtración de esos informes a los medios de comunicación.

En su informe ante la Sala Penal del Supremo, la Fiscal√≠a pide el archivo de las querellas presentadas contra Grande-Marlaska al no apreciar delito alguno en la actuaci√≥n del ministro del Interior, pues el puesto que ocupaba P√©rez de los Cobos -quien fue, adem√°s el coordinador policial del 1-O en Catalu√Īa en 2017- es discrecional y por tanto susceptible de ser removido por el ministro en cualquier momento. As√≠, y al ser un puesto de confianza no se puede hablar de los delitos de prevaricaci√≥n, falsedad documental y coacciones que le imputan los querellantes, dice.

Al tratarse de un asunto que afecta a quien hasta hace unos meses fue compa√Īero en el Ejecutivo, la fiscal general del Estado y exministra de Justicia ya anunci√≥ que se abstendr√≠a de la postura que el Ministerio P√ļblico adoptara en torno a esta y otras querellas que afectan a sus compa√Īeros del Gobierno as√≠ como en los asuntos de los que tuvo conocimiento como ministra de Justicia. Por ese motivo es al teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas, a quien se ha encomendado la direcci√≥n de estos asuntos con la asistencia de los fiscales de sala jefes de lo Penal del Alto Tribunal. Fuentes pr√≥ximas a la fiscal general insist√≠an ayer en que Delgado se ha mantenido al margen de este informe, delegado en el n√ļmero dos del Ministerio P√ļblico.

No obstante, y pese a no ver estos indicios de responsabilidad penal en la persona del ministro, la Fiscalía sí considera que el cese del coronel pudo haber tenido una mayor motivación, pero eso es algo que tendrá que dilucidarse en la jurisdicción contencioso-administrativa, donde previsiblemente terminará el recurso que Pérez de los Cobos ha interpuesto (de momento en alzada ante el Ministerio del Interior) contra esa decisión.

Precisamente la jurisprudencia de la Sala Tercera del Supremo establece la necesidad de motivar el cese de un cargo de confianza y que al funcionario cesado se le explique ¬ępor qu√© las razones de oportunidad, basadas en la confianza e idoneidad apreciada para el puesto y que llevaron a su elecci√≥n, ya no concurren o si concurren qu√© otra circunstancia objetiva determina la pertinencia del cese¬Ľ.

Una reciente sentencia de septiembre de 2019, de la que fue ponente Jos√© Luis Requero, estim√≥ parcialmente el recurso presentado por un funcionario que fue cesado por supuesta ¬ęp√©rdida de confianza¬Ľ. ¬ęLa raz√≥n o razones del cese no ser√°n enjuiciables en lo que tiene de libre apreciaci√≥n; ahora bien, es exigible que se explicite evit√°ndose expresiones opacas, estandarizadas, que puedan encubrir una intenci√≥n patol√≥gica por falsa, caprichosa o ajena a los requerimientos del puesto o a las exigencias de idoneidad profesional que llevaron a la elecci√≥n¬Ľ, se√Īalaba aquella resoluci√≥n.

Pese a que en un primer momento Grande-Marlaska aludi√≥ a esta confianza, en la propuesta oficial de destituci√≥n la directora general de la Guardia Civil, Mar√≠a G√°mez, s√≠ reconoci√≥ por escrito que el coronel fue relevado por ¬ęno informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Polic√≠a Judicial, con fines de conocimiento¬Ľ, cuando los agentes que trabajan en esa condici√≥n s√≥lo se deben al juez, del que dependen funcionalmente. Al margen de la obligaci√≥n legal, en este caso hab√≠a un mandato espec√≠fico por parte de la magistrada (que acab√≥ archivando el caso) de informarle exclusivamente a ella del avance de las pesquisas, teniendo en cuenta, adem√°s, que el Ejecutivo era parte interesada en este procedimiento, pues se investigaba precisamente la actuaci√≥n del delegado del Gobierno. El 3 de junio un juzgados de Madrid archiv√≥ la querella que hab√≠a presentado Vox contra el secretario de Estado de Seguridad, Rafael P√©rez, y contra G√°mez.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!