La Fiscalía acorrala a Rommy Arce por sus «tuits» contra la Policía

La Fiscalía de Madrid lo tiene claro: Rommy Arce debe sentarse en el banquillo de los acusados por las afirmaciones que realizó contra la Policía Municipal a raíz de la muerte, por un infarto, del mantero senegalés Mmame Mbaye. En los escritos del caso, a los que ha tenido acceso este periódico, se opone al cierre de la instrucción y solicita a la magistrada que la lleva que la alargue, conforme a lo que dicta la ley. También se ha opuesto a los recursos de reforma y apelación interpuestos por los querellados, la política y el líder del autodenominado «sindicato de manteros y lateros». La polémica edil de Usera y Arganzuela está imputada por los presuntos delitos de injurias y calumnias al Cuerpo. Ahora debe pronunciarse la juez.

El pasado 2 de noviembre, la fiscal del caso, Raquel Muñoz Arnanz, remitió un escrito a la togada número 12 de Madrid, que es el que entiende del asunto, solicitando «que se declare compleja la instrucción del procedimiento, previa audiencia de las otras partes, fijando un nuevo plazo máximo para la instrucción de 18 meses, conforme al artículo 324.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal». Esa modificación en el texto, realizada por el anterior Gobierno del PP, en 2015, limita el tiempo a seis meses para la instrucción de causas sencillas, y a 18 para las complejas, con la posibilidad de prorrogarla a 36. Esa ampliación de plazo la pide, en la mayoría de los casos, el Ministerio Público.

De esta forma, Fiscalía sigue en su línea dura contra la concejal de Ahora Madrid, quien fue denunciada por varios sindicatos por un presunto delito de odio; esas querellas fueron archivadas. Pero no fue así con la que envió la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU), que optó por llevar el asunto por injurias y calumnias. A raíz de ser aceptada y arrancar el sumario, las centrales sindicales CPPM, CSIT-Unión Profesional y UPM se unieron a la acusación. El día en que declaró como investigada, Arce se negó a responder a las acusaciones y a la propia Fiscalía.

La muerte por enfermedad del vendedor ambulante ilegal ocurrió el 15 de marzo, en Lavapiés, y trajo consigo una serie de graves disturbios. Entonces, la edil escribió en su cuenta de Twitter: «Lucrecia Pérez, Sambe Martínez… Hoy Mmame Mbage [sic]. Los ‘nadie’ víctimas de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras interiores y exteriores.El pecado de Mmame ser negro, pobre y sin papeles». Luego, añadió: «Ayer Lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia […]. No más persecuciones policiales en nuestros barrios».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!