La falsa muerte que ha sacudido al fútbol irlandés

El fútbol irlandés sigue con atención e incredulidad la extraña historia del Ballybrack FC, un club amateur de la Leinster Senior League (LSL), y la falsa muerte del futbolista de origen español Fernando Nuno La-Fuente. Después de que el conjunto dublinés anunciase que el jugador había fallecido en un accidente de moto, se suspendiese su partido y se guardase un minuto de silencio en el resto de encuentros del torneo, ha resultado que este está vivo.

Los responsables de la liga hicieron todo lo posible por acompañar al equipo en tan duro trance y se ofrecieron para prestarle ayuda, pero entonces la historia de la muerte de Fernando Nuno La-Fuente empezó a no cuadrar e hizo sospechar a su presidente, David Moran.

«Llamamos y no pudimos obtener ninguna respuesta por su parte», explicó Moran en ‘RTE Sport’. «Investigamos en los hospitales, en todas partes y nadie pudo encontrar ninguna noticia de este joven. Entonces, algunos de sus compañeros de equipo lanzaron mensajes en las redes sociales, asegurando que había regresado a España hacía cuatro semanas».

Después de descubrir que La-Fuente estaba, efectivamente, vivo y en perfecto estado en su tierra natal, la LSL emitió una declaración en la que afirmaba que «la notificación de la muerte de un jugador del Ballybrack no tenía fundamento», mientras que Moran aseguró que «pondría en marcha procedimientos disciplinarios internos».

En las redes comenzó a circular la teoría de que al club le interesaba conseguir un aplazamiento de su partido contra el Arklow Town FC, y que podría haber utilizado esta noticia falsa para lograrlo. Fue entonces cuando el Ballybrack FC decidió explicarse en un comunicado oficial en la red social Facebook y culpar de todo a un error de entendimiento.

«Ha llamado la atención del club, los jugadores senior y el equipo directivo, que se ha producido un grave error de juicio, que emana de la correspondencia enviada por un miembro del equipo directivo superior a la LSL», inicia el comunicado.

«Esta noche se llevó a cabo una reunión de emergencia y la persona en cuestión fue relevada de todos sus deberes dentro del Ballybrack FC. El club ha contactado con Fernando para confirmar su paradero, bienestar y está agradecido por su aceptación de nuestras disculpas», prosigue.

«Este grave e inaceptable error estuvo completamente fuera de lugar y fue cometido por una persona que ha estado experimentando graves dificultades personales, sin el conocimiento de otros miembros del club. Únicamente podemos ofrecer nuestras más sinceras disculpas a la LSL, a nuestros oponentes del Arklow Town FC y a la gran cantidad de clubes y jugadores de fútbol que contactaron con nosotros y nos hicieron llegar mensajes de apoyo en los últimos días», concluye.

Sin embargo, la disculpa no parece haber cambiado la opinión del responsable de la LSL, que sigue decidido a castigar al club. «Una de las primeras cosas que tendremos que hacer es averiguar qué reglas rompieron, porque nunca nos había pasado algo así», explicó Moran al diario ‘The Guardian’. «Honestamente no sabemos por qué lo hicieron. Todo lo que tenían que haber dicho era que estaban dando un paseo, les habría caído una multa y ya está. Es muy extremo hacer algo así para conseguir un aplazamiento», agregó.

«Nosostros actuamos de buena fe. Tuvimos un minuto de silencio en todos los estadios ese fin de semana en honor a este joven… Es absolutamente ridículo», concluyó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!