La expulsión de Cristiano divide al fútbol italiano

La Juventus es sin duda el equipo italiano con más seguidores en el país, pero también es el que cuenta con mayor número de adversarios. Los aficionados rivales del conjunto turinés critican habitualmente que el campeón italiano, que ha levantado los últimos siete títulos de la Serie A, suele resultar favorecido por los arbitrajes. Por ello, la expulsión de Cristiano Ronaldo en Valencia durante el estreno de la Champions League se ha visto, en cierta manera, como una lección a nivel internacional para la Juve y, sobre todo, para su estrella portuguesa, a los que los hinchas rivales consideran casi intocables en Italia.

El día después se habló largo y tendido en Italia de la expulsión de Cristiano Ronaldo, que salió llorando del estadio de Mestalla, pero la roja directa al portugués continuará siendo tema de debate en los próximas horas, a pesar de que prácticamente todos los medios del país consideraron que Felix Brych se excedió al tomar la decisión de mandarle a los vestuarios a la media hora de juego. «La Stampa», periódico turinés, calificó incluso de «cómica» la expulsión decretada por el árbitro alemán tras una «colosal equivocación de uno de sus asistentes». «La Gazzetta dello Sport», por su parte, empleó el calificativo de expulsión «absurda».

Otro diario turinés, «Tuttosport», destacó que la roja directa a la estrella lusa resultó «escandalosa», el mismo calificativo que fue empleado por la Juventus. En lo que coincidieron todos los medios es en que Cristiano Ronaldo cometió un error, aunque venial, que como mucho hubiera merecido una tarjeta amarilla. En este sentido, la «La Stampa» subrayó que el jugador portugués cometió «una estupidez». «Fue un pequeño tirón de pelo, antipático y, sobre todo, evitable, pero de ahí a una tarjeta roja, hay mucha distancia, incluso aunque el asistente de Brych tuviera la profesión de peluquero».

La expulsión provocó especial enfado entre los aficionados de la Juventus porque en el campeonato italiano un árbitro nunca hubiera tomado esa decisión, según reconocieron tras el encuentro los exjugadores Alessando Del Piero (Juve) y Alessandro Costacurta (Milán), ambos comentaristas ahora en el canal Sky. Los exinternacionales italianos se lamentaron de que los responsables de la UEFA no se hayan decidido finalmente por implantar en la Champions League el VAR, la ayuda tecnológica para el árbitro, porque se hubiera evitado una polémica que, al menos en este país, se prolongará por mucho tiempo.

De uno a tres partidos

El debate se centra ahora en la posible sanción que la Comisión de disciplina de la UEFA impondrá a Cristiano Ronaldo, un castigo que puede ioscilar entre una y tres jornadas. El código de conducta de la UEFA prevé un solo partido de suspensión cuando el jugador comete una grave falta de juego sin una conducta antideportiva. En cambio, si se considera que existe una falta grave con «conducta violenta», la suspensión podría provocar que el astro portugués se pierda las próximas tres jornadas de la Champions.

En el amplio y metódico análisis de las imágenes realizado ayer por los medios italianos se estima que el gesto de Cristiano Ronaldo no puede considerarse «violento», por lo que la UEFA podría buscar una solución intermedia, es decir, una «conducta antideportiva con agravante», en cuyo caso podrían caerle a Ronaldo dos partidos de suspensión de la competición en la que ya ha ganado cuatro trofeos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!