La DPZ pondrá en manos de los ayuntamientos 80 millones de euros en 2019

La Diputación de Zaragoza (DPZ) gestionará el próximo año un presupuesto de 157,33 millones de euros, 5,3 millones más que este 2018, y la mitad -unos 80 millones- los pondrá directamente en manos de los ayuntamientos para que decidan a qué dedicar esos fondos, atendiendo a las necesidades y prioridades que establezca cada uno de ellos.

Son las grandes cifras del proyecto presupuestario para 2019 que presentó este martes el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero (PSOE). Ha destacado que, además, es la primera vez en la historia democrática que el presupuesto de la Diputación de Zaragoza no conlleva deuda financiera: no se suscribirán nuevos créditos el próximo año, y el 31 de diciembre quedará saldado todo el endeudamiento que arrastraba la DPZ, que a principios de la actual legislatura ascendía a 32 millones de euros.

Las cuentas tienen garantizada su aprobación. El gobierno provincial del PSOE las ha consensuado con los grupos de la Chunta Aragonesista (CHA) y de En Común, y se espera que el resto de formaciones se abstengan, lo que supondría la aprobación de las últimas cuentas de la legislatura sin ningún voto en contra.

«Es un presupuesto que consolida la autonomía municipal», ha destacado Sánchez Quero junto a la vicepresidenta y responsable de Hacienda de la institución, Teresa Ladrero. La partida más abultada vuelve a corresponder al Plan Unificado de Subvenciones (Plus), fórmula instaurada a principios de legislatura para que los fondos transferidos a los ayuntamientos queden agrupados en una única convocatoria, con un reparto tasado en criterios objetivos -un fijo idéntico para todos los ayuntamientos, más un variable en función del número de habitantes-, y de forma que sea cada consistorio el que libremente decida a qué obras y servicios públicos dedicar esos fondos que recibe de la Diputación.

El Plus volverá a estar dotado el próximo año con 50 millones de euros, y el 15% de esa cantidad -unos 7,5 millones- se entregarán a todos los ayuntamientos de la provincia en enero. Según ha destacado el presidente de la DPZ, será la primera vez que los municipios empiecen el año disponiendo ya de fondos directos de la Diputación.

Además de esos 50 millones, la DPZ distribuirá entre los ayuntamientos casi 30 millones más el próximo año a través de otros planes que también permiten que cada consistorio decida a qué actuaciones dedicar los fondos que recibe de la Diputación. Serán unos 16 millones de euros del programa de Inversiones Financieras Sostenibles, alrededor de 15 millones para el Plan de Concertación, y del orden de un millón más para el Plan de barrios rurales de la provincia.

Lucha contra la despoblación

Sánchez Quero ha subrayado que el objetivo último es que, bajo criterios generales de rigor presupuestario y legalidad, cada ayuntamiento gestione los fondos de la Diputación adecuándolos a las prioridades y necesidades que presenta su municipio y sus vecinos, en vez de que los fondos estén condicionados de origen desde la DPZ.

A su vez, ha destacado que esto persigue ser «más eficaces y más eficientes» en la gestión de los recursos para luchar contra la despoblación del medio rural, ganar en calidad de vida y en oportunidades de desarrollo de los municipios. De forma adicional, además, la Diputación de Zaragoza volverá a lanzar el próximo año un plan específico de fomento del empleo en el medio ruraly apoyo a los emprendedores, que implantó este año por vez primera con medio millón de euros, que amplió luego a un millón y que en 2019 arrancará con una dotación de 1,3 millones de euros.

«Injusto» veto estatal a las inversiones locales

La vicepresidenta y responsable de Economía y Hacienda de la DPZ, Teresa Ladrero, ha calificado los presupuestos de la institución para 2019 como «un regalo para los ayuntamientos». Ha explicado que las cuentas de conjunto aumentarán el próximo año gracias al incremento de ingresos que registrará por la participación de la DPZ en los tributos del Estado, y ha destacado que más del 40% del presupuesto total de la Diputación para el próximo año se dedicará a inversiones y a transferencias corrientes a los ayuntamientos.

Teresa Ladrero ha aprovechado para denunciar el «injusto» marco legal que soportan actualmente las haciendas locales, que ven vetada su autonomía inversora pese a disponer de excedentes presupuestarios. Ha criticado ese «discriminatorio trato que siguen recibiendo las administraciones locales». «Es totalmente injusto tener remanentes y no poder utilizarlos», ha subrayado Ladrero.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!