La curiosas cifras de la reparación naval en Canarias

El nuevo presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, regresa a la gestión diaria tras el periodo de ausencia donde ha optado a ser presidente del Cabildo de Gran Canaria con el PSOE. En su ausencia, el PP de Juan Cardona no ha podido culminar planes estratégicos previstos y el negocio de la carga ha seguido su tendencia a la baja: MSC arrasa en Valencia frente al negocio de su participada Opcsa en Las Palmas. Las inversiones de MSC en Las Palmas no se han ejecutado.

La economía de servicios en sectores como las reparaciones navales son el «nuevo» caladero de crecimiento. Por empleo directo gana Hidramar y por metros cuadrados, Astican, la filial insular de Lavinia. De otro, un documento oficial de este 2019 sobre «la visión de las organizaciones privadas que desarrollan de forma directa una función vinculada a los sectores de las Reparaciones Navales y del Provisionismo» describe un panorama sombrío en el Puerto de Las Palmas.

En verde la zona de negocio de Lavinia, en rojo de Zamakona y azul Hidramar – DGCUE

Cuestionables barreras de entrada «en Jauja»

Así, el informe de Instituto Trescuartas para la Fundación Puertos de Las Palmas, al hilo de un proyecto Interreg del periodo que acaba en 2020, dirigido por Darío Sosa, consultor experto en negocio portuario, al que ha tenido acceso ABC, detalla potencialidades y problemas dle sector. Advierte de la presencia de «distorsiones en el mercadoy falta de calidad en unos servicios que no son fiscalizados». Aquí puedes leer el informe.

El informe oficial por encargo de MAC Interport, con el repaldo de Innovalia, Femepa, Cluster Marítimo de Canarias, puertos de Nouadhibou, Nouackchott y Cámaras de Comercio de Cabo Verde y Madeira, apunta, literalmente, a restricciones al mercado por «las costosas barreras de entrada propician que la competencia y el crecimiento del sector se expanda a otros puertos cercanos como es el caso de Santa Cruz de Tenerife».

El texto añade que «las medidas a tomar no pueden ser de carácter generalista, ya que la diferencia de capacidad y recursos entre los operadores es uno de los principales aspectos que definen el negocio» y advierte de la «presencia de intrusos que actúan sin las preceptivas licencias y por debajo de los costes en el sector».

El reparto del tablero de juego

Los empleados de Hidramar han pedido a Ibarra que tenga en cuenta las cifras de trabajo y productividad directos que genera su empresa para que pueda superar los 17.000 metros de suelo con los que cuenta actualmente. Los trabajadores denuncian la asfixia de superficie puede llevar al grupo canario a tener que buscar nuevos escenarios de desarrollo en la Península, según fuentes del sector portuario.

En los ámbitos de la reparación naval y el suministro de buques hay en Las Palmas 110 empresas, la mitad de ellas extranjeras. Hay tres grandes operadores: Astican (del grupo griego Lavinia y la familia Suárez Calvo); Zamakona (del grupo Pedro Garaygordóbil y con participadas como CCB Zamakona Offshore, donde hay presencia de la familia Del Castillo y Benitez De Lugo e Hidramar, del grupo palmero Ignacio Pérez González y con todo capital procedente de las islas desde 1989.

«Para seguir el ritmo de crecimiento, Hidramar deberá analizar optar por comprar astilleros que estén en las islas, cosa que es posible, o implantarse en Portugal o Gibraltar mediante compras o licitaciones», explica a ABC Francisco Antúnez, experto en comercio exterior marítimo. Antúnez recuerda que la actividad que desarrolla la reparación naval en Las Palmas contribuye a que el sector marino-marítimo de Canarias represente en la actualidad entre el 6 y el 7 % del PIB de Canarias y genere 5.000 empleos fijos y 10.000 indirectos, mientras que el suministro a buques concentraría el 80% de las exportaciones del archipiélago.

Empleo por metro cuadrado

De acuerdo con datos oficiales, la filial de Lavinia cotrola 257.402 metros cuadrados. Estas cifras salen de cruzar los datos aportados por las propias empresas en sus catálogos internacionales. Astican genera ingresos de unos 70 millones de euros aunque esa cifra era de 49,3 millones de euros en 2016. Tiene 143 empleados, es decir, un ratio de 0,0005 trabajadores por metro cuadrado.

Zamakona tiene en la unión de sus filiales CCB Zamakona, Napesca, Repnaval y Asinaval un control sobre 144.891 metros cuadrados. Ingresa unos 21 millones de euros al año. El impacto de la sociedad de origen peninsular pero que lleva prácticamente toda la vida en las islas es de 0,00051 trabajadores por metro cuadrado). 75 trabajadores.

Hidramar lleva funcionando en el negocio portuario desde hace 30 años con la familia Pérez. Maneja 17.724 metros cuadrados y controla unos ingresos de 15 millones de euros. Son 239 empleados y un ratio de 0,013 trabajadores por metro cuadrado).

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!