La cuesta de enero de Keylor Navas

Querido por la afici√≥n madridista, el Bernab√©u ya no observa peri√≥dicamente sus rezos lanzados al cielo, con los brazos levantados y sus rodillas clavadas en la hierba que ama, ese c√©sped donde ha escrito las mejores p√°ginas de su carrera. Keylor nunca pudo calibrar hace un lustro que saltar√≠a del modesto Levante, donde ganaba doscientos mil euros anuales, a conquistar como guardameta titular del Real Madrid tres Champions consecutivas. Lopetegui altern√≥ entre el costarricense y Courtois para conceder cancha a dos profesionales de alto nivel. El 31 de octubre todo comenz√≥ a cambiar para el centroamericano. Solari impuso la vieja ley del f√ļtbol. Eligi√≥ un cancerbero titular y otro suplente. A Navas le toc√≥ el banquillo. Solo juega la Copa. Ha pasado al ostracismo. Las ofertas le acechan. Y el Real Madrid le ha pedido calma. Le recomienda que se reivindique despu√©s de los Reyes Magos en la Copa del Rey.

Sus compa√Īeros en la plantilla, con su amigo Ramos en cabeza, le apoyan y le aconsejan que no baje los brazos y luche por jugar. El mes de enero ser√° de alternancia en la porter√≠a, Liga y Copa cada tres d√≠as, y Keylor deber brillar. Con sumo respeto para el Legan√©s, que ya les elimin√≥ hace un a√Īo, el costarricense espera que su equipo rinda en la competici√≥n copera y alcance las m√°s altas cotas. Anhela superar eliminatorias y medirse al Barcelona o al Atl√©tico m√°s adelante para reafirmar su calidad al m√°s alto nivel.

Solari: Navas no debe bajar los brazos

Navas quiere ganarse en enero la consideraci√≥n para recibir tambi√©n partidos de Liga, como suced√≠a antes. Podr√≠a suceder cuando lleguen los encuentros de Champions, que son de momento monopolio belga. Es lo que el costarricense esperaba hace dos semanas. Pens√≥ que jugar√≠a ante el CSKA de Mosc√ļ y no lo hizo. Courtois recibi√≥ el varapalo ruso.

Muchos pensaron que hubo falta de tacto de Solari. Esa no es la verdad. La realidad es que el entrenador no le concedi√≥ ese partido como una advertencia ante el baj√≥n de brazos que el guardameta demostr√≥ desde que perdi√≥ el puesto. El argentino vislumbr√≥ cierta desgana en un hombre que cuando fue reserva de Casillas en la era Ancelotti presion√≥ mucho al madrile√Īo con sus entrenamientos de entrega f√≠sica total. Ahora, Santiago Solari le exige lo mismo. Y muchos de sus compa√Īeros de vestuario, los que le conocen desde hace cuatro a√Īos, le recomiendan que trabaje al m√°ximo para volver a pon√©rselo muy dif√≠cil a Courtois y al jefe de la plantilla madridista.

El Real Madrid le pide que pelee por jugar para estar en plena forma, pues cualquier contratiempo con Thibaut Courtois significará su salto inmediato a la titularidad. El club fichó al belga para contar con dos cancerberos de primera línea y desea que siga, porque si se marchara en enero la portería volvería a quedar coja.

Navas debe decidir

El dilema del costarricense es que posee varias ofertas de Inglaterra y de Italia. El Arsenal y la Juventus son las principales. Pero esas ofertas podr√≠an quedar aparcadas hasta junio. Navas debe decidir lo que hace. La entidad desea que el centroamericano contin√ļe en la casa y acabe su carrera en ella, pero comprende que ser suplente no es una situaci√≥n agradable para un futbolista que el 15 de diciembre cumpli√≥ 32 a√Īos y que lo ha ganado todo como primer espada del cartel.

56 partidos en una campa√Īa

El costarricense ha disputado 160 encuentros con el club desde hace cuatro a√Īos. En su primera campa√Īa jug√≥ once partidos, reserva de √ćker Casillas. En la segunda protagoniz√≥ nada menos que 56. En la tercera, 41. En la pasada, 44. Dos lesiones en un tal√≥n de Aquiles y un paso por el quir√≥fano le impidieron alcanzar las 50 presencias en esas dos temporadas. Y cuando Kiko Casilla jug√≥ se not√≥ su carencia de competici√≥n. Ahora, Keylor √ļnicamente suma ocho partidos. Si solo participa en la Copa, no llegar√° a quince. Esa es la cuesti√≥n. Demasiado poco para un triple campe√≥n de la Champions, que tampoco vio compensado el √©xito de Kiev con un partido en el reciente Mundial de Clubes. Quiere m√°s. Y otros clubes le calientan la cabeza en plena Navidad con la titularidad.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!