La crisis vacía las aulas de alumnos y profesores en Venezuela

El ministro de Educaci√≥n, Arist√≥bulo Ist√ļriz, ha hecho un fuerte llamamiento para que los siete millones de alumnos de la primaria y la secundaria acudan esta semana al inicio de las clases. Pero su llamamiento no ha tenido suficiente eco en un 60% de los estudiantes que han preferido sumarse al √©xodo o quedarse en su casa por falta de condiciones para ir a la escuela.

Otro tanto ocurre en el lado de los maestros y profesores universitarios cuya deserci√≥n ronda en 30% y 40%. La mayor√≠a ha huido a Colombia, Chile y Ecuador donde les ofrecen sueldos atractivos entre 3.000 y 6.000 d√≥lares mientras que en Venezuela ganan apenas 25 d√≥lares despu√©s del ¬ępaquetazo rojo¬Ľ de Nicol√°s Maduro.

Por lo general la vuelta a clases en septiembre es una actividad febril y din√°mica que moviliza a las familias de 7 millones de escolares para la compra de √ļtiles escolares, uniformes y calzado. Pero este a√Īo para el per√≠odo de 2018-2019 la poblaci√≥n escolar se ha reducido a 3 millones de ni√Īos, menos de la mitad, por el impacto que ha causado la crisis como la falta de alimentos, medicinas, la ca√≠da de los ingresos por el ¬ęmadurazo¬Ľ y la hiperinflaci√≥n de 34.000% en lo que va de a√Īo.

Terminadas las vacaciones, el bullicio de los escolares en septiembre ya forma parte de un pasado no muy lejano. Recorrer las escuelas, los liceos y los pasillos de las universidades en estos momentos es como andar sobre un espacio desolado, saqueado, ruinoso y moribundo.

La ruina se palpa en todos los niveles de la educaci√≥n p√ļblica gratuita, cuando antes era el orgullo por la masificaci√≥n y la calidad de su ense√Īanza en Am√©rica Latina. Con el √©xodo, impulsado por la revoluci√≥n chavista-madurista, Venezuela ha perdido su mayor riqueza que es el capital humano, formado en los √ļltimos 50 a√Īos.

Desmayados por hambre

Angela Castillo es madre de tres ni√Īos en edad escolar. Vive en el barrio de Petare. ¬ęHan eliminado el vaso de leche en las escuelas. Este a√Īo voy a llevar a la escuela solo al mayor que va a terminar la primaria y no a los dos peque√Īos porque no tengo con qu√© alimentarlos, ni para darles el transporte¬Ľ, dec√≠a con un dejo de tristeza a la espera de que las cosas cambien.

Sin efectivo, sin transporte y sin comida, es dif√≠cil que los estudiantes puedan acudir a las aulas de clases. Reportan entre 5 y 6 casos de estudiantes desmayados por hambre. Lo certifica la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida de la poblaci√≥n Venezolana (Encovi): Cuatro de cada 10 ni√Īos y adolescentes entre 3 y 17 a√Īos (38 % en 2017) dejan de asistir a clases por distintas causas, incluyendo problemas de transporte, apagones o falta de alimentaci√≥n.

¬ęHoy le se√Īalamos al Ministerio P√ļblico que el 87% de los planteles en el pa√≠s no tienen acceso al sistema de alimentaci√≥n escolar, lo que propicia la deserci√≥n escolar y la inasistencia por parte de quienes representan el futuro de Venezuela¬Ľ, dijo Javier Tarazona, director de la ONG Fundaci√≥n Redes.

La deserci√≥n afecta m√°s la provincia que en Caracas. Javier Tarazona, denunci√≥ que seg√ļn un estudio realizado en julio pasado por su ONG en m√°s de 1.500 escuelas del territorio nacional, el abandono de las aulas fue de 58 %, mientras que en los estados fronterizos se eleva a 80 %.

Tarazona a√Īadi√≥ que en los estados fronterizos como T√°chira, T√°chira, Zulia, Apure, Bol√≠var y Amazonas este fen√≥meno propicia que grupos irregulares colombianos recluten ni√Īos y adolescentes para ¬ęsus organizaciones terroristas¬Ľ.

El Colegio de Profesores del estado Aragua (centro del pa√≠s) afirma que la deserci√≥n estudiantil en planteles p√ļblicos donde no ofrecen el PAE (Programa de Alimentaci√≥n Escolar) alcanza 50% mientras que la di√°spora de educadores puede superar el 40%, unos 3.000 profesores de la zona no se incorporaron en 2017.

Di√°spora de docentes

La diáspora de docentes en estados del occidente del país, como Lara, Falcón, Portuguesa, Barinas y Zulia, supera 40%, mientras que en el centro del país y la región capital, la migración de educadores ronda 25% de acuerdo con las estimaciones de la Federación Unitaria del Magisterio de Venezuela (Fetramagisterio).

La crisisecon√≥mica de Venezuela, cuya hiperinflaci√≥n diluye cualquier intento gubernamental de ajustar sueldos y salarios de los docentes, es la raz√≥n principal por la que el pa√≠s se est√° quedando sin educadores con a√Īos de experiencia y sin estudiantes en formaci√≥n que se conviertan en la generaci√≥n educativa de relevo.

La Alianza del L√°piz, que dirige Antonio Ecarri, se√Īala que 30% de los maestros activos y jubilados del pa√≠s se han marchado en busca de un mejor futuro, mientras que el ingreso de estudiantes a carreras docentes apenas alcanz√≥ 20% en el primer trimestre de 2018.

Falta de alumnos en las universidades

Hay especialidades docentes como Física, Química y Matemática, en las que solo ingresaron 2 o 3 estudiantes en instituciones universitarias como los pedagógicos. En el 2018 solo ingresaron a nivel nacional 187 estudiantes a la UPEL en todas las carreras de docencia, refiere Nelson González, presidente de Fetramagisterio.

En la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela en Caracas hay c√°tedras en las que no se han inscrito los alumnos por lo que no abrir√°n este a√Īo.

La deserción de profesores universitarios, profesionales y técnicos están dejando el país sin recursos humanos para su desarrollo y formación. La fuga es brutal: 22.000 médicos que representaban el 30% del personal médico en 2014; 5.000 enfermeros, 6.000 bionalistas, radiólogos y técnicos terapeutas que han abandonado el país.

En los colegios privados, muchos son los padres que se han visto obligados a retirar a sus hijos, bien porque decidieron irse del país o porque el presupuesto familiar no alcanza para cubrir las elevadas matriculas. Los planteles privados, imposibilitados de realizar ajustes en sus matrículas, tampoco pueden cubrir las exigencias y compromisos salariales y de mantenimiento de sus plantas físicas.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!