La conmovedora historia de superación de Juana Rodríguez Abadie: “Hay vida después de una amputación”

La joven, de 20 años, contará su historia de vida en una obra de teatro, producida por Nazarena Vélez Crédito: Instagram

Juana Rodríguez Abadie acaba de cumplir 20 y siente que esta es una segunda oportunidad. Hace un año le diagnosticaron rabdomiolisis, una rara enfermedad que afecta los músculos y no permite que la sangre circule con normalidad. Estuvo internada en un hospital durante dos meses, en coma inducido durante 15 días y, finalmente, debieron amputarle la pierna izquierda.

Hoy se siente una mujer nueva y habló en Confrontados sobre la obra de teatro que narra su vida, con producción de Nazarena Vélez y autoría de Atilio Veronelli. “La obra se llama Casada con la vida y estrenamos el 16 de agosto, en el Teatro La Nonna. Es mi vida contada con humor”, señaló la joven. “Me contactó Nazarena por las redes. Nos conocimos en La Plata, de donde soy, y ahí empezó el delirio”, contó.

¿Y cómo es su vida? “La enfermedad que tuve tiene muchos orígenes posibles pero no se sabe por qué me sucedió a mí. Eso desencadenó en una falla renal. En una de las tantas operaciones a las que me sometieron, entró un virus intrahospitalario y por eso tuvieron que amputarme una pierna. Estuve dos meses internada, muy grave. La idea era salvar las dos piernas y me hacían limpiezas a diario para combatir ese germen. Al final se complicó, tuvieron que hacerme siete transfusiones de sangre para salvarme la vida. Me indujeron en un coma para estabilizarme y decidieron amputar porque era la pierna o la vida. Me enteré de todo cuando me desperté del coma”, narró Rodríguez Abadie, que cuando terminó el secundario pensaba estudiar derecho pero, por esas vueltas de la vida, pronto hará su debut como actriz.

La conmovedora historia de superación de Juana Rodríguez Abadie – Fuente: el nueve

12:19

También contó cómo fue ese despertar y descubrir que ya no tenía una pierna. “Jamás me enojé. Me acuerdo que les decía a los médicos que quería vivir, que tenía ir a la facultad. Estaba muy angustiada al principio y fue chocante entender lo que me pasaba. Pero lo primero que pensé fue que estaba viva y que hoy puedo contarla”, señaló. “Me pregunté cómo iba a seguir y aquí estoy. Claro que hay que adaptarse pero quiero transmitir que una amputación no es una limitación ni el final de nada. Hay vida después de una amputación. Yo tengo una vida normal y hasta mejor que antes. Me siento agradecida, me cambió la cabeza y valoro todo mucho más”, relató emocionada.

Rodríguez Abadie dijo además, que no quiere disimular su prótesis. “No tenía idea de cómo eran las prótesis. Decidí no ocultarla y hasta le puse brillos porque estoy orgullosa de la persona que me convertí. Esto es parte de mi historia. También quiero meterme en la inclusión porque nuestra sociedad y nuestra ciudad no están preparadas para personas con discapacidad. Sé que soy una persona con discapacidad pero me creo capaz para un montón de cosas. Me replanteé todo”, finalizó.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!