La Comunidad pide armonizar las medidas anticontaminación porque «el lío es enorme»

La región madrileña tiene 15 ayuntamientos con más de 75.000 habitantes. Cada uno de ellos tendrá su propio protocolo anticontaminación, y también lo necesitan Majadahonda, Tres Cantos y Paracuellos por ser colindantes con la capital. Para evitar que «confundamos a la población» y que un conductor que vaya por la M-40 tenga que obedecer «a unas medidas si entra en Madrid y a otras si va a Leganés», la consejería de Medio Ambiente reunió ayer a los ayuntamientos afectados para intentar coordinar las medidas, en torno al protocolo marco regional.

El Ayuntamiento de la capital se ha mostrado a favor de respetar esta normativa-tipo, aunque pide comprensión con las especiales circunstancias de Madrid, que atrae a diario a millones de vehículos.

El Gobierno municipal tuvo que suspender la semana pasada su protocolo anticontaminación para evitar que la Comunidad lo denunciara ante los tribunales por su incorrecta tramitación. Paz Valiente, coordinadora de Medio Ambiente del Gobierno de Carmena, hará las correcciones necesarias en su norma antes de presentársela al Ejecutivo regional, el trámite que le falta para su definitiva puesta en marcha.

El consejero de Medio Ambiente, Carlos Izquierdo, reunió ayer a los responsables de los mayores ayuntamientos madrileños para tratar de coordinar esas acciones conjuntas contra la contaminación atmosférica. Una vez que la Comunidad haya recibido todos estos protocolos –sólo le faltan los de tres localidades que no concretó–, se darán «las últimas instrucciones a los municipios» y el vistobueno, tras lo cual cada pleno municipal aprobará el suyo y lo pondrá en marcha.

Valiente, en nombre del mayor de los municipios de la región, aceptó el protocolo marco de la Comunidad –mucho más tibio que el municipal– pero pidió entender la situación «peculiar» de la capital en esta materia, tanto por sus dimensiones como porque «no ventila fácilmente».

Protocolo marco

Pero además, la representante de la capital solicitó al Gobierno regional mayor compromiso para garantizar la calidad del aire. Y concretando más, solicitó la implantación de un billete a precio reducido que se utilice en los episodios de alta contaminación.

El consejero Izquierdo cree que se está trabajando en «perfecta sintonía» con los municipios.La coordinación en este punto es, a su juicio, esencial porque si no «el lío que tenemos es enorme y confundimos a la población». Entiende que en conjunto, los ayuntamientos tienen «totalmente asumido» el compromiso de elaborar sus protocolos adecuándolos al documento marco que elaboró el Gobierno regional hace un año.

El protocolo marco autonómico, recuerda Izquierdo, es una norma de mínimos que deben cumplirse siempre por «coherencia». No obstante, avisa que los municipios tienen margen para ser «más restrictivos» si así lo requieren sus circunstancias.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!