La Comunidad inspeccionará 500 autobuses escolares tras cazar a dos conductores drogados

Después de que la Policía Municipal de Madrid cazara a dos conductores de autobuses escolares drogados, la comunidad de Madrid inspeccionará a 500 de estos vehículos dentro de una campaña extraordinaria de control que realiza cada año.

El pasado miércoles, 25 de septiembre, dos conductores dieron positivo en el test de drogas que les realizaron los agentes con motivo de un control preventivo desarrollado por la Unidad Especial de Tráfico, según informó el Cuerpo en sus redes sociales.

Ahora, la Comunidad de Madrid inspeccionará a centenares de autobuses de transporte escolar interurbano, coincidiendo con el inicio del curso y para evitar que se cometan más infracciones.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, asistió ayer a uno de estos controles a las rutas interurbanas escolares, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado. «Para la Consejería de Transportes, la seguridad vial es una de nuestras máximas prioridades. En especial, cuando afecta a los más pequeños. Por eso, una de nuestras labores clave es vigilar que el servicio de transporte escolar se presta con unos elevados estándares de calidad y seguridad», señaló en declaraciones recogidas por EP.

El transporte escolar interurbano necesita una autorización específica de la Comunidad de Madrid que se renueva cada año, en la que aparece de forma detallada el origen, destino y paradas de la ruta concreta. Garrido explicó que para este curso 2019-2020 se han tramitado 237 solicitudes de autorización de transporte de escolares y de menores para atender 850 rutas de 200 centros escolares.

Actualmente existen 1.919 vehículos habilitados para realizar transporte escolar en la Comunidad de Madrid. Los autobuses dedicados al transporte escolar y de menores deben cumplir una serie de características técnicas y de seguridad, como que cada menor ocupe un único asiento y que las ventanas no se puedan abrir más que en su tercio superior.

Acompañantes obligatorios

Asimismo, los menores deberán llevar acompañante cuando la mayoría de los viajeros tengan menos de 16 años. Este acompañante, que debe conocer las normas de seguridad para el transporte escolar, es obligatorio en el caso de las rutas para alumnos de centros de educación especial.

«En los últimos años hemos querido prestar especial atención en las campañas de inspección al transporte en los centros de educación especial para niños con algún tipo de discapacidad», aseguró Garrido.

Precisamente, la inspección a la que acudió el consejero tuvo lugar en un centro especializado en niños con problemas de audición (el Centro de Educación Infantil y Primaria El Sol), en el que se lleva a cabo una educación inclusiva y que atrae a estudiantes de toda la región. Por ello, cuenta con seis rutas interurbanas de transporte escolar. Las campañas extraordinarias de inspección del transporte escolar se llevan a cabo dos veces al año.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!