La Comunidad de Madrid financiará el 50% de la gestión de residuos de las mancomunidades

El Gobierno madrileño presentó este martes la Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos, con el mayor presupuesto de la historia en este ámbito: 448 millones de euros. El plan prevé un apoyo a las Mancomunidades de residuos con la financiación del 50 por ciento del coste de las instalaciones de tratamiento de residuos domésticos, a pesar de que es una competencia de las entidades locales.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, explicó el contenido de la Estrategia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Izquierdo precisó que el modelo de gestión propone prevenir la generación de residuos, reducir el impacto ambiental de su gestión y transformar los residuos en recursos. El objetivo es reducir la cantidad de basura generada, con el horizonte en el «vertido cero», favoreciendo el crecimiento económico y la generación de empleo verde.

Además de la financiación del 50 por ciento a las Mancomunidades, la Comunidad apoyará a los municipios de menor población, de manera que en 2019 se subvencionará el cien por cien de la recogida de residuos domésticos a los municipios de menos de 1.000 habitantes y el 70 por ciento del coste a municipios de hasta 2.500 habitantes. En el caso de los municipios de menos de 5.000 habitantes se subvencionará la transferencia y tratamiento de residuos, en un 100 por ciento hasta 2021, y después con una reducción progresiva (hasta el 70 por ciento en 2024).

Hasta 2024

La Estrategia de Gestión Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid 2017-2024 define la política regional en materia de residuos y establece las medidas necesarias para cumplir con los objetivos fijados en la normativa europea y española y por el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR) 2016-2022.

El plan pretende implantar un modelo de gestión de los residuos claro y accesible para los ciudadanos y los agentes implicados; promover la mejor gestión posible de los residuos a un coste razonable para las administraciones públicas y las empresas gestoras; y crear las condiciones para lograr una efectiva reducción de los residuos e incrementar la preparación para su reutilización, reciclado y tratamiento sostenible. Se compone de un Programa de Prevención y de diez Planes de Gestión para cada tipo de residuo: domésticos y comerciales, industriales, de construcción y demolición, aparatos eléctricos y electrónicos, pilas y acumuladores, vehículos al final de su vida útil, neumáticos fuera de uso, lodos de depuración y suelos contaminados.

Cinco pilares

En el Programa de Prevención se llevarán a cabo medidas para conseguir reducir en un 10 por ciento, en el año 2020, el peso de los residuos generados respecto a 2010. Para ello se plantean cinco líneas de actuación: comunicación y sensibilización, aumento de la vida útil de los productos, prevención de residuos en las empresas y en las administraciones públicas de la Comunidad de Madrid y prevención de biorresiduos (desperdicio de alimentos).

Los diez planes contienen distintas líneas de actuación, entre las que destacan el fomento de la prevención de la generación del residuo, la promoción de la recogida de manera separada de los biorresiduos, la mejora de la gestión y tratamiento de residuos y el fortalecimiento de la investigación y control en la gestión.

Otros ejes de la actuación son el I+D+i, la colaboración administrativa, el fomento del uso de materiales reciclados, el plan de acción para eliminar los puntos con neumáticos fuera de uso, la mejora de la gestión de la calidad del suelo o las actuaciones de descontaminación de residuos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!