La Comunidad de Madrid crea nuevas plazas que fomentan el empleo entre discapacitados

La Comunidad de Madrid ha empezado a ofrecer en sus centros ocupacionales un nuevo modelo de plaza de atención diurna para personas con discapacidad, con las que se garantizará el seguimiento de los usuarios que encuentren un empleo y se fomentará la integración sociolaboral de ese colectivo.

Así lo explicó la consejera de Políticas Sociales y Familia, Lola Moreno, tras visitar la Fundación Carlos Martín, donde ha presentado este nuevo modelo de Centro ocupacional de formación, oportunidades e inserción laboral (Cofoil). Su «principal novedad», según ha subrayado Moreno, es que en esos espacios existe un nuevo tipo de plaza de atención diurna, que fomenta el empleo de los usuarios e incide en la integración sociolaboral de las personas con discapacidad.

En concreto, se ofrecerán estímulos especiales para la inserción laboral de los usuarios, con la particularidad de que se asegurará a las familias que los usuarios podrán volver al centro en caso de que «fracasen en el mercado laboral». Con todo, esta iniciativa busca ser «un incentivo para las entidades», que podrán aumentar sus inserciones laborales, según ha recogido la Comunidad de Madrid en un comunicado.

Moreno abunda en que, debido a su «flexibilidad», estos centros están más orientados hacia la «empleabilidad» de sus usuarios y están «más abiertos» a su entorno, lo que facilitará la inclusión social de las personas con discapacidad. La consejera pone en valor la presencia de estas nuevas plazas y centros de atención, que se impulsan por primera vez en Madrid y en España y que han sido reconocidas por algunas entidades de la discapacidad intelectual «como un cambio de paradigma muy positivo».

Tras su visita, Moreno ensalza que el Gobierno regional ha creado más de 550 nuevas plazas en centros ocupacionales desde que comenzó la legislatura, con lo que la región dispone de 6.121 plazas distribuidas en 84 centros. También ha menciona que la Comunidad de Madrid es la única región que ofrece atención social básica gratuita a las personas con discapacidad, a los menores con necesidad de atención temprana y a las personas con enfermedad mental.

Lo hace desde la Dirección General de Atención a Personas con Discapacidad, un organismo que se ha creado esta legislatura para garantizar una interlocución «constante y fluida» con las entidades especializadas, personas afectadas y familias de personas con discapacidad. La consejera también explica que la red de atención a la discapacidad se ha incrementado más del 11 por ciento, y que la región tiene una de las tasas de actividad más altas de España entre las personas con discapacidad, con un 43,4 por ciento, frente al 35 por ciento de la media nacional.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!