La Comisión Europea sitúa a Italia como fuente de inestabilidad de la UE

Italia es fuente de alarma para la Comisión Europea, que da un rotundo suspenso al plan del Gobierno populista y sus cuentas públicas. La valoración que hizo ayer Bruselas, en su informe anual sobre los países de la UE, no puede ser más preocupante: «Italia es fuente de inestabilidad macroeconómica en la Unión Europea, junto a Grecia y Chipre, y constituye un peligro de contagio para los países de la Eurozona y de toda la UE».

En el documento dedicado a Italia, de medio centenar de páginas, la Comisión emite un juicio muy duro sobre las políticas del Gobierno de coalición liderado por Luigi Di Maio, líder del Movimiento 5 Estrellas, y Matteo Salvini, secretario de la Liga. Bruselas considera muy negativas incluso las dos medidas estrella de los populistas: la renta de ciudadanía (780 euros a los parados) y la contrarreforma de las pensiones que permite rebajar la edad de jubilación. A este respecto, Bruselas advierte que la llegada de este Gobierno no solo no ha cambiado las cosas, sino que ha supuesto varios pasos atrás: «La ley de presupuestos para 2019 comprende medidas políticas que suponen un retroceso sobre elementos importantes de reformas precedentes, en particular el sector de las pensiones».

Desequilibrios «excesivos»

Según la Comisión, Italia tiene desequilibrios económicos «excesivos». En particular, generan enorme preocupación «la deuda pública alta (el equivalente al 132,5 del PIB), que no descenderá en los próximos años, y la escasa productividad, en un contexto de alto nivel de créditos deteriorados de los bancos y con paro».

El «Gobierno del pueblo» y del «cambio», como los populistas llaman a su ejecutivo, ha decepcionado completamente en la Unión Europea, porque Italia no hace las reformas urgentes que necesita y sigue sin resolver los problemas que arrastra desde hace muchos años:mal funcionamiento de los mercados del trabajo, de capitales y servicios, «agravados» por la debilidad de la administración pública y del sistema judicial (los juicios en Italia se eternizan, con una media de 7 años). Como consecuencia, Italia está a la cola del crecimiento en Europa y actualmente se encuentra en recesión técnica, al haber tenido un PIB negativo en los dos últimos trimestres.

El comisario europeo para Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, pronostica un negro panorama para Italia: «Para 2019, el crecimiento del PIB no superará el 0,2 % (algunos institutos apuntan incluso que el PIB será prácticamente cero), y por lo tanto tenemos una sensación de urgencia muy fuerte». No es la primera vez que la Comisión hace esta seria advertencia a Italia y, desde luego, no será la última, porque, como ha dicho el vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, «la UE examinará muy de cerca la situación italiana».

Esta caída en picado del clima de confianza en el Gobierno populista se ha reflejado en las elecciones regionales de Cerdeña del pasado domingo. El Movimiento 5 Estrellas ha perdido 33 puntos con relación a las elecciones generales del pasado marzo. Entonces superó el 42,5 %, mientras que el domingo no llegó al 10 %.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!