La comisión de Taula se convierte en la de Gürtel y compra el espectáculo de El Bigotes

El objeto de las comisiones de investigación que se celebran en las Cortes Valencianas suele distar en bastantes sesiones de las cuestiones que se tratan en ellas. Y, una vez más, ha ocurrido en la que investiga la contratación de la Generalitat con las empresas de la trama de Taula. La comparecencia del que fuera responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, se ha convertido en un espectáculo mientras las preguntas de los portavoces de los grupos iban dirigidas mayoritariamente a indagar en las relaciones del PP respecto a otra causa de corrupción: Gürtel.

El conocido como El Bigotes ha aprovechado para atizar a numerosos dirigentes y exdirigentes populares con un listado de «perlas» que han desatado alguna risa contenida entre los presentes en la sala del Parlamento autonómico. Respondiendo por videoconferencia desde la cárcel de Valdemoro en la que cumple condena, ha llegado a ser «trending topic» en Twitter por sus palabras.

Algunas de ellas han ido dedicadas al actual presidente del PP, Pablo Casado, sobre quien ha afirmado que «debería saber que todavía tiene mucha mierda en la mochila», en referencia al portavoz en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons: «Es uno de esos gusanos que sabe mantenerse en la manzana por los años de los años y vive de maravilla todavía». «González Pons se reunió en plena Gürtel conmigo para ver si me podía ayudar en un asunto personal, lo que pasa es que que se reunió a escondidas porque le daba miedo que le vieran conmigo por Valencia. Es un mentiroso», ha añadido.

El Bigotes también ha mencionado al expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, a quien ha llamado «amiguito del alma». «Hace años dije que Camps era como hombre un cobarde y como amigo un mierda. Respecto a su honradez, creo que hay muchos políticos a los que se debería hacer un repasito de chapa y pintura», ha indicado.

El siguiente ha sido el exconseller Juan Cotino, al que se ha referido como «su santidad» y le ha calificado de «tipo deleznable» que hacía «lo que le daba la gana», era amigo de Villarejo, «quería ser dios pero no estaba a la altura», y por cuyas manos pasaba «absolutamente todo, lo confesable y lo inconfesable». Posteriormente, se ha referido al ex secretario general del PPCV Ricardo Costa como «un camarero», el intermediario que recibía órdenes de Camps para reclamar dinero para el partido.

Pérez no ha podido ofrecer concreción y pruebas de las acusaciones que ha lanzado, comentando que todo lo hará ante el juez. Y ha reconocido que ningún político valenciano le pidió «ningún céntimo» para nada, a diferencia de lo que le ocurría con Francisco Correa en Madrid, donde «le sacaban las tripas».

Tampoco ha aportado nada respecto al caso Taula. No tenía «nada que ver» con la trama, ha señalado, ni sus empresas han contratado dentro de esta operativa. Aun así, ha considerado que las prácticas llevadas a cabo en Gürtel -como dar contratos a dedo- podían repetirse en Taula.

Tras recomendar a los diputados que destinen el dinero que ganan en las comisiones de investigación a «causas necesarias», como operar el cáncer de próstata, ha lanzado una reflexión final en la que ha cuestionado que programas como El intermedio (La Sexta) de El Gran Wyoming le saquen «tanto» pese a llevar dos años en la cárcel. «Con respeto, con cariño, pero con mucho humor, me quería cagar en la puta madre de Wyoming», ha afirmado Pérez, cerrando una comparecencia en la que su abogado, sentado al lado, se ha llevado las manos a la cara en gesto de desesperación.

Francisco Campsl, durante su intervención
Francisco Campsl, durante su intervención – ROBER SOLSONA

Camps asegura que desconoce los contratos

El ritmo de la comisión no ha decaído, puesto que a continuación le llegaba el turno a Francisco Camps. Esta parte de la sesión se ha desarrollado entre interrupciones, quejas del compareciente por no dejarle hablar y momentos de tensión entre los partidos de la izquierda y de la derecha.

Entre los momentos más destacados se encuentra el que ha admitido que sería un gran candidato del PP puesto que está «en plena forma para afrontar una campaña electoral y ganarla».

Sobre las declaraciones que le implican en la toma de decisiones para adjudicar contratos a la trama Gürtel, ha lamentado que ahora sean «héroes» para «la izquierda» aquellas personas que en el pasado eran «villanos y estaban denostados» y en su «legítimo derecho de defensa» han cambiado su versión en sede judicial respecto a la presunta financiación irregular del PP porque buscan una negociación con Fiscalía Anticorrupción. «Con Álvaro Pérez de líder de la izquierda valenciana no van a ganar tampoco en 2019», ha subrayado.

Durante su intervención, Camps ha asegurado que desconoce en su totalidad el caso Taula, del que no tiene «ni la más mínima idea de qué va». Sobre la Fundación Jaume II El Just, vinculada a la investigación, ha admitido que él en 1998 impulsó como conseller de Educación la creación de la fundación, en consenso con el PSOE y con motivo del 700 aniversario de la construcción del Monasterio de la Valldigna.

Pero tras esa decisión, ha negado saber nada del «itinerario» que siguió este organismo y las posteriores contrataciones, como las del exgerente de Imelsa, Marcos Benavent, o el gerente Vicente Burgos. «Yo no he contratado nunca a nadie ni en esta fundación ni en otra ni he dado indicaciones. Yo como presidente solo elegí a los consellers y a mi director gabinete».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!