La Cambra denuncia que solo funcionan cinco de las 28 infraestructuras clave en el Área Metropolitana

La L12 de Metro, la ampliación de FGCde plaza España a Gràcia, la autovía B-40, el túnel Barcelona-Vallès, el intercambiador en Martorell Central, el túnel de Horta, las variantes de Cervelló y Vallirana…. En 2006 la Cambra de Comerç de Barcelona señaló un total de 28 infraestructuras viarias y ferroviarias cruciales para el desarrollo económico y social de la región metropolitana de Barcelona, un listado de necesidades de transporte que ahora, doce años después, sigue prácticamente igual. La entidad denunció este martes que solo cinco de las instalaciones requeridas en su análisis de movilidad metropolitana están operativas.

Así, de la lista actualmente sólo están en funcionamiento el tercer carril de la autopista C-32, la ronda oeste de Sabadell, las prolongaciones de FGC a Terrassa y Sabadell y la ampliación del Metro del Baix Llobregat, lo que es un «balance decepcionante» en palabras de Miquel Valls, presidente de la Cambra. «Me parece una auténtica vergüenza que la ampliación de la B-40 no haya avanzado, porque los valleses son uno de los motores de la economía catalana», ejemplificaba ayer.

«La falta de coordinación y actuación entre las administraciones públicas en contra de determinadas infraestructuras ha sido un elemento básico» para el actual retraso de ejecuciones, destacó Valls. Las conclusiones del análisis de la Cambra apuntan que «se demuestra que las administraciones públicas están desatendiendo las necesidades metropolitanas de infraestructuras de movilidad», algo que reiteró el propio Valls.

Desde la agrupación comercial se remarca que las restricciones presupuestarias de los últimos años han llevado a la práctica paralización de las inversiones públicas durante años y ahora, con la vuelta a la normalidad del volumen de desplazamientos tras la crisis, es cuando más se nota la falta de ejecución y de proyectos. Así, entre 2006 y 2017 el uso de Cercanías ha caído un 7,2% aunque el Metro ha crecido el 10,5%, el bus, el 8,6% y los FGC, un 8,1%. Por el contrario, la Cambra evita considerar si el conflicto institucional catalán ha retrasado también la activación de estos proyectos.

Soluciones más eficientes

Paralelamente, el informe remarca que los desplazamientos y conexiones entre Barcelona y sus entornos requieren soluciones más eficientes de transporte, ya sea público o privado y, entre otros aspectos, exige una mejora estructural en los aledaños de la capital catalana para mitigar la congestión en los accesos y para poder combatir la creciente preocupación por la calidad del aire y sus efectos sobre la salud de los ciudadanos y, a la vez, resolver las deficiencias de la red viaria actual.

Por último, la Cambra pone como retos de futuro el conseguir «una planificación previsible, razonada y razonable de inversiones» para evitar que las obras se eternicen y que las pendientes sigan frenando la competitividad territorial, así como una «mayor coordinación a nivel estratégico, ejecutivo y operativo entre las diferentes administraciones» para aportar las soluciones de movilidad.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!