La biblioteca de un bufet conquense de principios del siglo XX

Santos L√°zaro Cava fue abogado en ejercicio en la ciudad de Cuenca durante varias d√©cadas desde finales del siglo XIX hasta los a√Īos 30 del XX. Hombre conservador, aunque de talante antiautoritario, fue destacado pol√≠tico mon√°rquico, siendo elegido varias veces como diputado provincial. En el periodo 1915-1916 alcanz√≥ la Presidencia de la primera instituci√≥n provincial conquense. Bajo su mandato, entre otras acciones y medidas, se inaugur√≥ la airosa mansarda eiffeliana que corona el bello palacio franc√©s de la calle Aguirre.

Su biblioteca jur√≠dica es la usual en un bufete de prestigio de aquel periodo (el c√©lebre Alcubilla o Diccionario de la administraci√≥n espa√Īola, el Croizard o c√≥digo penal, un C√≥digo civil, etc.).

Mi padre, Jos√© Mar√≠a L√°zaro Corral, que continu√≥ la tradici√≥n de este bufete hasta los a√Īos 80 del pasado siglo, incorpor√≥ estos libros a su propia biblioteca. Entre los logros de esta segunda √©poca del despacho, mencionar, pues creo que puede ser de inter√©s general recordarlo, avances importantes para Cuenca como la constituci√≥n de la Comunidad de regantes del Hu√©car (que le cost√≥ innumerables viajes a Valencia para vencer la resistencia de la Confederaci√≥n del J√ļcar) y la cesi√≥n para la hosteler√≠a de la actual Posada de San Jos√© (que tambi√©n tuvo su miga, ya que la Iglesia cat√≥lica es la instituci√≥n con m√°s experiencia diplom√°tica y negociadora de cuantas existen a la fecha).

Hoy, con la exagerada fiebre digital dominante, se tiende a relegar el libro f√≠sico y creo que esto es un grave error. Expuestos en una estanter√≠a m√°s o menos de la √©poca en una zona transitada de acceso o en la propia sala de consultas, estos libros, que rondan el centenar de vol√ļmenes, permitir√°n visualizar c√≥mo era realmente la biblioteca profesional de un bufete de una capital de provincia. Una biblioteca as√≠ transmit√≠a un empaque y una imagen de solvencia que daba sin duda credibilidad y tranquilidad a los clientes y representados del bufete.

Firma ex libris de Santos L√°zaro Cava

La colecci√≥n donada a la Diputaci√≥n conquense es pues una peque√Īa biblioteca jur√≠dica, representativa de su √©poca y cuyo mayor valor es probablemente la firma exlibris de su fundador.

Los lectores e investigadores que visiten la sede del Archivo/Biblioteca de Diputaci√≥n, en el Sargal, podr√°n apreciar lo que era el n√ļcleo de una solvente biblioteca jur√≠dica espa√Īola de finales del XIX y arranque del XX. Se trata de una visualizaci√≥n de √©poca que sobrevivir√°, sin duda, a descatalogaciones, liquidaciones y digitalizaciones a mansalva. De toda una pervivencia cultural, de una culta ambientaci√≥n. Lo de menos es si se consultan o no estos libros. Por cierto que la biblioteca de Santos L√°zaro Cava conten√≠a muchos libros de otras materias, fundamentalmente teatro y literatura, como se acredita en una de las im√°genes que acompa√Īan a este art√≠culo.

Benjam√≠n Prieto, presidente de la Diputaci√≥n conquense, y su equipo de Cultura, dirigido por el diputado Francisco Javier Dom√©nech, han sido sensibles al valor a√Īadido patrimonial del lote donado, que honra adem√°s a uno de tantos personajes demasiado olvidados de nuestra historia contempor√°nea.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!