La babucha

La palabra babucha procede del árabe «babush», que a su vez proviene del persa «paposh» -término en el que «pa» significa pie y «posh» se traduciría por funda o cubierta. Fue en el actual Irán donde este calzado se originó. En sus inicios fue elaborada solo en cuero, aunque ahora se popularizan en tela y a veces se cubren de bordados y pedrería.

Las babuchas, abiertas por el talón y usadas por ellos y ellas durante siglos, se convirtieron en el calzado más habitual de las zonas que actualmente ocupan Turquía y Marruecos. En el país vecino, siguen siendo un calzado frecuente y existen numerosos fabricantes. En Marrakech, punto de conexión comercial histórico entre España y África, centro en el que las caravanas de diferente procedencia se encontraban para intercambiar productos, siguen realizándose en múltiples colores y hormas.

Babuchas en cuero amarillo de Snayi (27 euros)
Babuchas en cuero amarillo de Snayi (27 euros) – ABC

Menos sofisticadas que las «mules» -que son más estrechas y llevan a menudo tacón- las babuchas representan un sofisticado pero sencillo estilo arabizante y son especialmente apreciadas actualmente por su sencillez y comodidad. Pero en pleno siglo XXI sería una torpeza pensar que su uso está restringido al de andar por casa.

La babucha es una excelente compañera para túnicas de noche en una cena junto al mar y una alternativa cómoda y chic con vaqueros y una camisa para ir de compras o bajar a la playa. Babuchas tradicionales de Marruecos en cuero amarillo de www.babouchescuir.com, 27 euros. Babuchas de lona a rayas con apliques cobrizos, Sanayi, 380 euros, www.netaporter.com.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!