La apertura capitalista de Vietnam, modelo para Corea del Norte

Una guerra con Estados Unidos que dej√≥ millones de muertos. Un pa√≠s arrasado por la divisi√≥n entre el Norte comunista y el Sur capitalista. Odios irreconciliables durante d√©cadas. Otro tablero de la Guerra Fr√≠a manchado de sangre. La historia com√ļn de Vietnam y Corea del Norte llenan de simbolismo la cumbre que celebrar√°n Donald Trump y Kim Jong-un este mi√©rcoles y jueves en Hanoi.

Si su primer encuentro, que tuvo lugar en la h√≠per-desarrollada ciudad de Singapur en junio, pretend√≠a deslumbrar al joven dictador norcoreano con su progreso capitalista, esta nueva cumbre persigue demostrarle lo que puede conseguir si sigue el ejemplo de Vietnam. Tras m√°s de una d√©cada de guerra que se extendi√≥ a Laos y Camboya y dej√≥ entre 1,4 y 3,8 millones de muertos (seg√ļn distintas estimaciones), el Ej√©rcito norvietnamita conquistaba el 30 de abril de 1975 la capital del Sur, Saig√≥n, despu√©s de que los √ļltimos funcionarios estadounidenses huyeran en los helic√≥pteros que se posaban sobre los tejados de su Embajada.

Tras el fracaso de la colectivizaci√≥n agraria puesta en marcha al acabar la contienda, que llev√≥ a la poblaci√≥n a la m√°s absoluta miseria, el Gobierno vietnamita acometi√≥ en 1986 una serie de reformas de corte capitalista conocidas como ¬ędoi moi¬Ľ (renovaci√≥n). Desde entonces, la econom√≠a ha venido creciendo cada a√Īo entre un seis y un nueve por ciento, registrando los mayores incrementos de Asia despu√©s de China y consolidando a Vietnam como una nueva ¬ęf√°brica global¬Ľ gracias a su barat√≠sima mano de obra.

Explosión económica

Para ello, fue imprescindible que Hanoi recompusiera sus relaciones diplom√°ticas con sus antiguos enemigos de Estados Unidos, que levant√≥ el embargo que pesaba sobre Vietnam en 1994, reconoci√≥ oficialmente al pa√≠s un a√Īo despu√©s y es hoy el principal destino de sus exportaciones.

Como consecuencia, numerosas multinacionales extranjeras, como Nike, Honda o Canon, se han instalado en esta bella nación del Sudeste Asiático que, además, constituye uno de los mercados emergentes más potentes del mundo por sus casi cien millones de habitantes. Gracias a estas inversiones, por todo Vietnam hay unos 200 polígonos industriales que emplean a más de dos millones de trabajadores y manufacturan artículos de consumo, sobre todo electrónica y prendas textiles, que ya suponen el 80 por ciento de sus exportaciones.

As√≠ consta en los datos oficiales de la Organizaci√≥n Mundial del Comercio (OMC), a la que Vietnam se uni√≥ en 2007. Con un Producto Interior Bruto (PIB) que en 2017 super√≥ los 220.000 millones de d√≥lares (194.000 millones de euros), su econom√≠a antes agr√≠cola ya solo representa el 15 por ciento y se ha derivado hacia la industria (39%) y los servicios (44%). Por su parte, el PIB per c√°pita, que en los a√Īos 70 era de solo de 65 d√≥lares (57 euros), se ha multiplicado hasta los 2.200 d√≥lares (1.941 euros).

Fruto de esta explosión, el antiguo Saigón, rebautizado como Ciudad Ho Chi Minh en honor del revolucionario líder comunista que lideró la independencia del país, se ha erigido como la capital económica de Vietnam. Inaugurado el verano pasado con 469,5 metros, el rascacielos Landmark 81 es el nuevo símbolo de la pujanza vietnamita junto a las lujosas tiendas de marca, como Louis Vuitton o Prada, que pueblan su distrito financiero.

Tratado de paz

¬ęVietnam es un modelo muy positivo para Corea del Norte porque el r√©gimen puede ver c√≥mo modernizarse econ√≥micamente muy r√°pido y abrirse a la inversi√≥n extranjera conservando el control pol√≠tico. A peque√Īa escala, Corea del Norte ya ha estado haciendo lo mismo¬Ľ, analiza para ABC el experto en relaciones internacionales Parag Khanna, que fue asesor del Gobierno estadounidense y acaba de publicar su libro ¬ęThe future is Asian¬Ľ (¬ęEl futuro es Asi√°tico¬Ľ). A su juicio, de esta cumbre podemos esperar ¬ęprogresos hacia la firma de un tratado de paz para la guerra de Corea, pero menos sobre la desnuclearizaci√≥n porque las dos partes todav√≠a no se han puesto de acuerdo en lo que significa: si solo comprende el desarme del Norte o si las tropas de EE.UU. deben abandonar tambi√©n el Sur¬Ľ.

Por estas dificultades, las negociaciones llevar√°n tiempo. Como bien recuerda Josep Mar√≠a Gall√©n, espa√Īol que hace negocios con Corea del Norte y Vietnam, ¬ęEE.UU. tard√≥ casi una d√©cada en levantar el embargo al r√©gimen de Hanoi despu√©s del ‚Äúdoi moi‚ÄĚ, por lo que el proceso va para largo¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!