«La ambición de Podemos era un gobierno entero, ¿qué le quedaría al PSOE?»

Las últimas horas antes de la segunda votación de investidura de Pedro Sánchez este mediodía en el Congreso están recrudeciendo la guerra por el relato entre el PSOE y Unidas Podemos.

Tanto, que en una entrevista concedida a la Cadena Ser, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, no ha querido desvelar si la última oferta realizada en la tarde de ayer por el presidente del Ejecutivo en funciones al secretario general morado, Pablo Iglesias, sigue en pie a la espera de que sea aceptada o si ha sido retirada.

Con un tono irritado y visiblemente molesta con Podemos, la número dos del Gobierno socialista ha subrayado que «la ambición de Podemos era un gobierno entero para quién no ha ganado las elecciones» y se ha preguntado: «¿Qué le quedaría al PSOE?».

Según su relato, ayer dio por rotas las negociaciones con Podemos «con tristeza» al comprobar que la posición de su socio preferente era «absolutamente imposible». Una circunstancia que ha achacado a Iglesias. «Con su planteamiento era muy difícil llegar a un acuerdo», ha cargado.

«Hablamos de algo difícil de calificar en la política», ha considerado, sin querer entrar en calificativos sobre la actitud de Podemos. «Tengo la sensación de que no estaban (en el pacto) hemos sido nosotros los que hemos llamado siempre», ha abundado.

Siguiendo este hilo, destapó, por ejemplo, que ella misma llamó ayer por la tarde a la portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, y «tardamos tres horas para que nos descolgaran el teléfono».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!