la agenda pendiente entre Quim Torra y Ximo Puig

«Querido presidente. Queremos saberlo todo del país valenciano. Y ya sabes que espero verte pronto en Barcelona o Valencia. Como prefieras». El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha ofrecido a mantener un encuentro con su homólogo valenciano, Ximo Puig, después de que éste criticara durante un acto en Barcelona al Ejecutivo catalán por la ausencia de relaciones bilaterales.

Ximo Puig considera esencial la interlocución con Cataluña por los intereses comunes en materia de financiación autonómica, relaciones comerciales o de infraestructuras. Al respecto, el presidente valenciano participó este jueves en la ciudad condal en un acto en reividicación del Corredor Mediterráneo en el que Torra no estuvo presente.

Puig explicó ambos gobiernos mejoraron su relación tras la etapa del PP en el Ejecutivo valenciano, pero también había advertido de que «ahora parece que quien no quiere saber nada es el Govern de Cataluña». Por ello, abogó por «normalizar las relaciones» entre ambas autonomías.

Frente a su sintonía con el ahora fugado Carles Puigdemont, el presidente valenciano echa en falta la interlocución de Torra: «Espero que, más pronto que tarde, recuperemos los puentes de diálogo. Nosotros siempre hemos estado a favor del diálogo. Es un elemento fundamental para resolver problemas».

Al margen de las relaciones económicas, Ximo Puig se acerca al final de la legislatura sin haber podido concretar la reciprocidad de las emisiones entre la televisión catalana TV3 y la valenciana À Punt, conforme pactó con Puigdemont. El Gobierno de Pedro Sánchez se niega a un segundo múltiplex para hacer posible que la señal de la televisión pública catalana llegue a la Comunidad Valenciana.

El pacto incluía también la balear IB3 en aras a crear un «espacio único comunicativo en catalán». Un ámbito que los informativos de TV3 encuadran en lo que denominan «países catalanes».

Ambos gobiernos pactaron también, junto al balear, en la denominada Declaración de Palma, «hacer frente a las políticas lesivas del Estado contra el catalán». Entre otras cuestiones, reclamaban que el Gobierno central asumiera el coste de la traducción del Boletín Oficial del Estado (BOE) al catalán.

Torra recogió el guante este mismo jueves y ofreció a Puig desplazarse a Valencia para restablecer el diálogo institucional.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!