La agenda de USO sobre las industrias de Canarias en la UE

La central sindical USO ha iniciado en la Comisión Europea (CE) y Eurocámara una ronda de encuentros con autoridades y eurodiputados a fin de denunciar el impacto que tiene en la mano de obra de la empresa Kalise barreras arancelarias como el AIEM, de la que se habría roto la tradicional unanimidad que existía en la islas ante la UE.

Fuentes de USO consultadas por ABC indicaron este martes que sería lógico que las peticiones de información que ha reclamado en Bruselas «tuviesen un efecto en cascada en otras industriales». Lo que demanda la central sindical es que el efecto del AIEM, es que «tenga impacto real sobre los empleados».

En el sector industrial la ronda de contactos de USO en Bruselas ha generado malestar. De hecho, ha sido uno de los argumentos de ataque al comité de empresa controlado por USO por parte de Kalise por «sacar los temas internos con asuntos de la UE», explicó un dirigente del sindicato. USO ha pedido celebrar encuentros con Juan Antonio Zoido (PP) y Clara Aguilera (PSOE).

Importadores

Ni las centrales UGT y CC.OO. han tocado este asunto salvo para defender que haya empleo de calidad, cosa que cuestiona USO en el al hilo de una huelga en Kalise. Los importadores de Canarias, por su parte, apuntan que las medidas de protección a la industria de Canarias carecen de lógica porque hay sociedades que « han pasado a capital foráneo» y porque la cuota de mercado no cesa de reducirse. «Que digan que es industrial el empleo que genera Endesa es asombroso», indica un empresario canario.

El AIEM es una barrera de entrada a mercancías peninsulares, entre otros mercados, que llegan a las islas. No solamente el producto final sino componentes. Penaliza la importación y entrega. USO ha recurrido a Bruselas porque una de las empresas que se beneficia de incentivos es Kalise, socios de Tirma y de Inmobiliaria Betancor. Y mantiene un conflicto con esta empresa alimentaria a cuenta del convenio colectivo.

Las grandes cadenas de alimentación nunca han criticado la medida al formar parte de un negocio regulado. El AIEM lo recauda el Gobierno de Canarias, que controla las superficies comerciales.

La tesis de Kalise

Manuel Marrero, portavoz parlamentario de Podemos en Canarias, apunta que en Kalise «llevan nueve años con el sueldo congelado mientras Kalise se ha beneficiado de ayudas europeas, como el AIEM, y todo parece indicar que lo que se busca es usar la reforma laboral del PP para dejarlos sin convenio». Agrega que el convenio actual vence a final de 2019 y la empresa mantiene los salarios congelados desde el 2010 y tuvo n un ERE en el año 2013 «pese a haber obtenido más de 50 millones de ingresos».

Tras un periodo de huelga en el mes de agosto, Kalise ha optado por despedir al presidente del comité de empresa «por motivos disciplinarios» y la «comisión de faltas muy graves». Por el camino se ha llevado a otros siete dirigentes del comité que representa a 400 empleados con sanciones o ceses temporales de actividad.

Kalise responde a las presiones de forma tajante: «USO quizá tendría que mirarse en su propia joroba antes de proceder a emitir descalificaciones que conducen a un camino hacia ninguna parte. Kalise no es una empresa láctea sino una empresa fundamentalmente heladera, que fabrica también yogures y postres».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!