Kurz supera todos los pronósticos y se alza con la victoria en Austria

El electorado austriaco dej√≥ ayer meridianamente claro que quiere al conservador Sebastian Kurz al frente del gobierno y desautoriz√≥ en las urnas la moci√≥n de censura que lo sac√≥ de la Canciller√≠a en mayo, aprovechando que hab√≠a renunciado a la mayor√≠a parlamentaria que hab√≠a sostenido durante dos a√Īos su coalici√≥n con la extrema derecha. Con solo 33 a√Īos de edad, ha vuelto a ganar las elecciones, esta vez con un 37,2% de los votos, un porcentaje de los que ya solo rara vez se ven en Europa y que supone un aumento del 5,6% respecto a las elecciones de 2017.

¬ę¬°Es un resultado incre√≠ble!¬Ľ, fue su primera reacci√≥n, ¬ęhan sido cuatro meses muy dif√≠ciles pero el electorado nos ha dado la raz√≥n y eso es lo que importa¬Ľ. Kurz supera as√≠ esc√°ndalo que salpic√≥ a sus exsocios de coalici√≥n, la extrema derecha del FP√Ė, que por su parte pierde un 10% de los votos y queda en el 16%.

Cuatro meses despu√©s de esc√°ndalo del ¬ęIbizagate¬Ľ y disoluci√≥n del Gobierno en mayo, a consecuencia de un v√≠deo trampa, grabado con c√°mara oculta en un chalet de la isla espa√Īola y que fue difundido por medios de comunicaci√≥n alemanes, Kurz logra ahora refrendar su programa de Gobierno, basado en disciplina presupuestaria, menos contribuciones a la seguridad social, horarios de trabajo m√°s flexibles, una reforma fiscal favorable a la inversi√≥n y restricci√≥n de la inmigraci√≥n.

La inc√≥gnita que queda por resolver es con qui√©n formar√° coalici√≥n para gobernar, pero nadie en el Partido Popular Austriaco (V√ĖP) quiere hablar todav√≠a sobre posibles combinaciones de partido y la directiva invita centrarse en la celebraci√≥n. ¬ęHoy es el d√≠a de Sebastian Kurz¬Ľ, dijo el secretario general del partido, Karl Nehammenr, ¬ęes un d√≠a hist√≥rico para Austria, que recupera su jefe de gobierno leg√≠timo, y es un d√≠a de celebraci√≥n. Despu√©s vendr√° la entrevista con el presidente de Austria y solo despu√©s llegar√° el momento de hablar de coaliciones¬Ľ.

El SP√Ė no ha salido muy bien parado de una jugada que impuls√≥ bajo la mesa la iniciativa de la moci√≥n de censura que oficialmente fue presentada por el peque√Īo partido ecologista Jetzt, que por cierto queda fuera del mapa pol√≠tico austriaco con el 2% de los votos, y que fue apoyada tanto por el SP√Ė como por ultras del FP√Ė, para entonces ya castigados por Kurz, que destituy√≥ a los responsables del esc√°ndalo. Las urnas le dan ahora al SP√Ė solamente un 21% de los votos, lo que supone la p√©rdida de m√°s de un 5% respecto a las anteriores elecciones y una severa derrota.

En cambio, Los Verdes registraron un ascenso fulgurante. Despu√©s de haber salido del Parlamento hace dos a√Īos y haber recabado s√≥lo el 4% de los votos en 2017, ahora volver√°n al hemiciclo con el 14% de las papeletas, un aumento del 10%. El partido liberal NEOS fue la quinta fuerza del Parlamento, tambi√©n sale reforzada, con alrededor del 7,8% de los votos y una subida del 2,5% respecto a las anteriores generales.

Recorrer el país

Buena parte de la explicaci√≥n de este resultado est√° en la campa√Īa electoral. Apenas abandon√≥ su despacho de canciller de la Rep√ļblica, Kurz se retir√≥ de la pol√≠tica de Viena, renunci√≥ a su mandato de diputado y dej√≥ de hacer declaraciones pol√≠ticas. Se dedic√≥ intensamente, sin embargo, a recorrer los bellos parajes de Austria, pueblo a pueblo, hablando de t√ļ a t√ļ con decenas de miles de ciudadanos y dando buena cuenta de ellos en las redes sociales. En el papel de estadista, viaj√≥ a Estados Unidos y se entrevist√≥ all√≠ con los pesos pesados de la ¬ęNueva Econom√≠a¬Ľ en Silicon Valley.

Ni durante la larga precampa√Īa ni en los m√≠tines del partido se ha referido a los juicios por corrupci√≥n contra pol√≠ticos del FP√Ė, que afectaban tanto a su exn√ļmero dos de Gobierno, Heinz-Christian Strache, como, en la √ļltima semana de campa√Īa, al nuevo l√≠der de la formaci√≥n ultra, el reci√©n elegido Norbert Hofer, que ha tenido que responder por facturas personales que pagaba su partido, como la instalaci√≥n de una valla en su domicilio particular.

Tampoco ha criticado Kurz duramente a los socialdem√≥cratas, dejando abiertas todas las posibles puertas a acuerdos de gobierno, se ha limitado a liderar una campa√Īa m√°s blanda, en la que a menudo llamado a la puerta sin previo aviso, por ejemplo, de familias de Baja Austria, donde pas√≥ veranos felices en su infancia, en casa de su abuela, para explicarles al frescor de una cerveza casera, lo que quiere hacer en Austria y en Europa.

¬ęKurz va ahora a reinventarse. En tres provincias austriacas, el √ĖVP y Los Verdes han estado gobernando con buenos resultados y tal alianza ahora tambi√©n ser√≠a posible a nivel federal. Entre su electorado hay mucho cat√≥lico que valora la pol√≠tica social y al que disgustaba el talante xen√≥fobo del FP√Ė¬Ľ, se√Īala el asesor pol√≠tico, Stefan Petzner, que destaca que Kurz ¬ętiene ahora la oportunidad de demostrar que valora el equilibrio social m√°s que el simple camino hacia el poder. Si es de verdad un estadista, no desaprovechar√° la oportunidad¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!