Kiko Matamoros suplica a sus hijos que le perdonen

Kiko Matamoros anunció la pasada semana que le habían encontrado varios tumores en la vejiga y que tendrá que ser operado de urgencia el día 6 de agosto. «Hay que extraer el tejido dañado, los tumores y ver hasta dónde llega la lesión y analizarlo y demás», contó muy afectado el colaborador de televisión ante unos compañeros muy preocupados por su amigo. Pese a la seriedad de la intervención, Matamoros aseguró estar «razonablemente tranquilo», aunque en ningún momento ocultó su preocupación. Está mentalizado para todo.

Ayer por la noche, el colaborador acudió a «Sábado Deluxe» para contar todos los detalles de su enfermedad y cómo afronta esta nueva situación. «Me cuenta que tenían los tumores localizados pero que no pueden saber el alcance de la lesión y que me tenían que intervenir cuanto antes, a la semana siguiente», comenzó diciendo. «Le dije que no porque tenía el viaje programa a Colombia y me hacía muchísima ilusión», añadió para contestar a sus compañeros que criticaban que diese la noticia de su enfermedad en bañador y disfrutando junto a su novia Marta pues, según cree él «con muy pocos meses de relación, se encuentra de repente con una situación así y me parecía una cabronada».

Lecturas

Tras esto, el colaborador informó de que «el pronóstico no es optimista ni puede serlo en ningún caso. No pierdo la esperanza» y contó su actual relación con sus hijos: «Con Ana me emocioné porque se puso a llorar y es mas difícil controlarte. Con Laura fue relativamente fácil porque es como yo, más dura y con mis otros hijos no les llamé porque no tenemos relación. No me faltaban ganas de llamarles sino que pensaba que no sería un buen trago para ellos», y añadió: «Pero hoy estoy muy contento porque mis dos hijas me han escrito mensajes muy cariñosos y Diego me ha mandado un mensaje -no tan cariñoso- a través de Laura y se lo agradezco». Tras esto, confesó que «si a partir de esto con mis hijas puedo tener una relación mejor pues me alegro de pasar por aquí» pues «no hay un día de mi vida que no haya tenido un pensamiento para mis hijos».

Laura y Kiko Matamoros
Laura y Kiko Matamoros – Gtres

El colaborador tiene muy mala relación con su hijo Diego y la pequeña Irene: «No he estado a la altura de las circunstancias ni a lo que ella se merecía. Tengo un gran sentimiento de culpabilidad y lo he arrastrado muchos años y no es justo. Irene ha sido la víctima de muchas cosas», dijo visiblemente emocionada.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!