Kerman busca su «vendetta» particular

Dice el tantas veces campeón mundial Manny Pacquiao que el boxeo no trata de sentimientos, sino de rendimiento. Por eso, este sábado, Kerman Lejarraga debería aparcar a un lado el sentimiento de revancha frente al ruso David Avanesyan, quien le arrebató el título de Europa del peso wélter el pasado marzo, y centrar todas sus energías en exprimir al máximo sus capacidades pugilísticas para llevar a cabo su «vendetta» particular.

La batalla que se vivirá en el Bilbao Arena (Eurosport, 22:20h) posee un componente psicológico muy fuerte para «El Revólver de Morga». El primer combate frente a Avanesyan supuso el primer tropiezo del púgil vasco (28-1) y poner en vereda al ruso se antoja necesario para enterrar el fantasma de la derrota y recuperar el trono europeo. «Me preocupa un poquito que pueda tener algo de ansiedad por las ganas de “vendetta”. La necesidad puede estar ahí… que vea que le cuesta el trabajo, que le entre alguna mano y Kerman se pueda calentar, le salga esa vena “hooligan” que tiene y se vaya adelante como le pasó la otra vez. Ahí es donde está el peligro», explica su preparador Txutxi del Valle en ABC.

No obstante, mucho ha cambiado en solo seis meses. «Aquel día fue una mala noche para Kerman y nosotros no estuvimos acertados en la esquina», recuerda el técnico. Lejarraga se redimió en junio, al obtener una victoria por la vía rápida en el cuarto asalto frente al mexicano Luis Solis. Un triunfo obligatorio por la necesidad de llegar victorioso para ser contendiente del título continental. Fue entonces cuando se buscó fecha para ajustar cuentas con Avanesyan. Su equipo ha seguido la máxima de: «si esperas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo»; y cruzó el charco para encerrarse en verano en el gimnasio del campeón mundial del peso pesado Andy Ruiz. «Estuvimos todo agosto en Los Ángeles y la experiencia ha sido muy buena. Allí es boxeo 24 horas al día», cuenta Del Valle. «La preparación ha sido dura y fuerte, como son todas las mías», expresó Lejarraga en la presentación la pelea.

El ahora aspirante al cinturón de Europa es una de las grandes realidades del boxeo español. Por ello, es el momento de recuperar, a sus 27 años, el cetro continental. La «vendetta» sería determinante para seguir intentando conquistar el mundo encima del cuadrilátero. Pero al púgil vasco esto no le quita el sueño. «No hay ansiedad, porque solo la tienes que transmitir en el gimnasio. Lo que he hecho ha sido trabajar, trabajar y trabajar. Estoy muy tranquilo y con muchas ganas de subir al ring», relata.

Esta tranquilidad la comparte, al menos por lo que se deduce de sus palabras, su entrenador. «No he visto un Kerman tan fuerte en la vida. Está en su mejor estado de forma y se va a notar. Estoy convencido de que va a ganar antes del límite», destaca. Una sentencia que ha encontrado su réplica en el bravo boxeador ruso. «Su entrenador puede decir lo que quiera, pero no es Dios para predecir lo que va a pasar el sábado. En el combate trasladaré todo lo que he preparado», contestó Avanesyan para que subiera el termómetro ambiental de cara a la batalla.

La seguridad que transmite Del Valle reside en el arduo trabajo diario para pulir al «Revólver de Morga». «He visto un margen de mejora muy amplio», asegura. Por ello, se atisba un horizonte deportivo esperanzador para el vizcaíno. «Si ganamos el campeonato de Europa, lo suyo sería hacer una defensa, después alguna pelea con algún rival importante del nivel de Avanesyan, que podría ser en Estados Unidos, y luego ya tocaría medirnos con los más grandes. Podríamos ir a por Pacquiao», vaticina. La pólvora del «Revólver» está lista para abrir fuego. El futuro le espera.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!