Juzgan a dos policías acusados de lesionar a un extranjero y falsear su informe

La Audiencia Provincial de Castell√≥n ha juzgado este mi√©rcoles a dos polic√≠as nacionales acusados de lesionar en Oropesa a un extranjero que estaba en situaci√≥n irregular en Espa√Īa y falsear la nota sobre la que se hizo el atestado, que posteriormente ratificaron. Ocurri√≥ en las dependencias de la Polic√≠a Local de este municipio en 2016.

Ambos agentes han declarado que cuando comunicaron al hombre que iba a ser detenido por su situaci√≥n irregular e iban a ponerle los grilletes, se resisti√≥ y cay√≥ al suelo, donde se hizo una herida. Uno de los polic√≠as ha negado los hechos: “En ning√ļn momento se le golpe√≥“, ha declarado.

El fiscal, que ha modificado la petici√≥n de condena en sus conclusiones definitivas, solicita para los acusados cuatro a√Īos de prisi√≥n por falsedad en documento oficial, en concurso ideal con acusaci√≥n y denuncia falsa y otro de falso testimonio; una multa de 600 euros por un delito leve de lesiones; y cinco a√Īos y seis meses de prisi√≥n por detenci√≥n ilegal. As√≠ mismo, ha suprimido la responsabilidad civil al no reclamar nada la v√≠ctima.

El ministerio p√ļblico mantiene en su escrito de acusaci√≥n que los acusados se desplazaron el 8 de agosto de 2016 a las dependencias de la Polic√≠a Local de Oropesa para comprobar la situaci√≥n administrativa de un joven y, tras comunicarle que le iban a detener por estar de forma irregular en Espa√Īa, este, en un acto reflejo se ech√≥ hacia atr√°s, momento en que los agentes “de manera totalmente desproporcinada y sobre pretexto de una supuesta resistencia” procedieron a reducirlo y cay√≥ al suelo.

Una vez inmovilizado y engrilletado, el fiscal sostiene que uno de los acusados le propin√≥ un golpe en la cabeza, ocasion√°ndole lesiones. A ra√≠z de lo anterior, este mismo polic√≠a redact√≥ una nota interior, suscrita tambi√©n por el otro acusado, en la que, “a sabiendas de su inexactitud”, manifest√≥ que tras comunicarle al hombre que iba a ser detenido, este se mostr√≥ “muy agresivo”, resisti√©ndose activamente a su detenci√≥n, con gritos y empujones violentos hacia los polic√≠as, por lo que tuvieron que reducirlo en el suelo y detenerlo por un presunto delito de resistencia y desobediencia.

Supuesta resistencia

El ministerio p√ļblico se√Īala que, en base a dicha nota, se confeccion√≥ el atestado, imput√°ndole al detenido un presunto delito menos grave de resistencia y desobediencia, tramitado en un procedimiento de juicio r√°pido sin detenido, lo que dio lugar a que, “de manera totalmente injustificada”, la detenci√≥n se prolongara desde las 17.30 horas del 8 de agosto hasta que se le puso en libertad, a las 13.35 horas del d√≠a siguiente.

Posteriormente, al prestar declaraci√≥n en el juzgado instructor, como testigo en dicho juicio r√°pido, uno de los acusados y subinspector del Cuerpo Nacional de Polic√≠a dijo, “a sabiendas de su inexactitud” que, mientras comprobaban su situaci√≥n administrativa, el hombre, con aspavientos, manifest√≥ que quer√≠a marcharse, le empuj√≥, grit√≥ y forceje√≥ con ambos agentes, por lo que tuvieron que reducirlo tir√°ndolo al suelo, mientras que el otro polic√≠a se√Īal√≥ que dificult√≥ su detenci√≥n y que, como no pod√≠an engrilletarle, lo llevaron al suelo para reducirlo.

Ante todo lo anterior, el ministerio fiscal formul√≥ un escrito de acusaci√≥n imputando al detenido un delito de resistencia. Al prestar declaraci√≥n como testigos en el acto del juicio oral, ambos ratificaron √≠ntegramente el atestado. El ministerio p√ļblico retir√≥ la acusaci√≥n a la vista del resultado de la prueba practicada y el inmigrante fue absuelto.

Dos agentes de la Polic√≠a Local de Oropesa tambi√©n han manifestado que el detenido se resisti√≥ a la detenci√≥n. En su derecho a la √ļltima palabra, uno de los acusados ha se√Īalado que “siempre” ha considerado que su trabajo estaba “bien realizado” y que en ning√ļn momento ha tenido intenci√≥n de perjudicar al detenido.

¬ęSe puso nervioso¬Ľ

Uno de los acusados ha se√Īalado que el joven que estaba en situaci√≥n irregular en Espa√Īa se fue poniendo nervioso y que, cuando le comunicaron que ser√≠a detenido por infracci√≥n a la Ley de Extranjer√≠a e iban a proceder a engrilletarle “se resisti√≥, brace√≥ y empuj√≥, y se puso r√≠gido”, impidiendo su detenci√≥n, hasta que cay√≥ al suelo. El agente ha se√Īalado que estaba “muy violento”, por lo que pidieron un veh√≠culo uniformado con mampara para protegerse.

Posteriormente, lo llevaron al Hospital General, donde le pusieron “dos tiritas”, seg√ļn el acusado, quien ha asegurado que “en ning√ļn momento se le golpe√≥”.

El segundo acusado ha declarado en t√©rminos similares a su compa√Īero y ha aclarado que cuando el otro acusado redact√≥ la nota le pregunt√≥ a qu√© se refer√≠a cuando escribi√≥ “empujones violentos”, y ha subrayado que entiende que se refer√≠a al forcejeo. Este agente ha manifestado que el detenido “en ning√ļn momento acometi√≥ hacia nosotros ni intent√≥ agredirnos, y fue cuando √≠bamos a detenerle cuando se resisti√≥”.

Por su parte, la v√≠ctima ha declarado que se cay√≥ al suelo despu√©s de que los agentes le cogieran de las piernas y que no le golpearon, mientras que ha a√Īadido que √©l no opuso resistencia, no intent√≥ agredirles, ni les empuj√≥.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!