Junqueras y Romeva piden la recusación del juez Marchena

Oriol Junqueras y Raül Romeva han solicitado, este martes, la recusación del magistrado Manuel Marchena, después de que este juez haya declinado formar parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), un nombramiento que hubiera supuesto dejar el tribunal que juzgará a los líderes del procés.

Marchena, que finalmente no dejará la Sala Penal del Tribunal Supremo, encargada de juzgar a los líderes del desafío al Estado plasmado en los sucesos de septiembre y octubre de 2017, se convierte, así, desde hoy, en el nuevo objetivo del independentismo.

En el texto del incidente de recusación, presentado ante la Sala del TS y facilitado por ERC (partido que preside Junqueras), se hace mención al mensaje del senador del PP Ignacio Cosidó, que indicó en un chat de los populares que «el pacto entre los partidos PP y PSOE se habría efectuado con la intención de controlar políticamente y afectar tanto al Tribunal Supremo como a la Audiencia Nacional con el fin último de, a través de tales nombramientos, controlar el resultado y sentido de los procedimientos tratados en dichos Tribunales».

En opinión de Junqueras y Romeva, que finalmente Marchena se mantenga en la Sala que debe juzgarlos, les deja en una clara indefensión jurídica, porque creen que no estarán ante un «tribunal imparcial». En el mismo escrito, los dos presos preventivos por decisión del Tribunal Supremo, han pedido a la Sala que testifique Cosidó para que dé explicaciones sobre los «pactos políticos» y si ha tenido comunicaciones con Marchena en el último mes.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!