Juegos Panamericanos: La Garra del handball no pudo ante Brasil y se quedó sin viaje directo a Tokio 2020

La marca de Elke Karsten ante Bruna De Paula Crédito: Prensa Lima 2019

LIMA.- La esperanza de viajar directamente a los Juegos Ol√≠mpicos de Tokio 2020 dur√≥ exactamente un tiempo. Despu√©s, los dioses de la l√≥gica en el deporte dictaron que Brasil le astillara el sue√Īo a la selecci√≥n femenina de handball, que aport√≥ una valiosa medalla de plata en los Juegos Panamericanos pero ahora tendr√° que intervenir en el casi imposible Preol√≠mpico como √ļltima chance para obtener el ticket a Oriente.

La Garra, tal como se denomina a este equipo, se desarticul√≥ en los √ļltimos 30 minutos y termin√≥ perdiendo 30 a 21. Pero hasta el final del primer tiempo manten√≠a la ilusi√≥n intacta: el partido estaba igualado en 12 y la Argentina hab√≠a llegado durante varios pasajes a sacar una ventaja de dos tantos, con Elke Karsten (3) como m√°xima artillera en aquel per√≠odo inicial. Daddy Gallardo caminaba de un lado a otro con las manos en los bolsillos, pero lo tranquilizaba la efectividad de las chicas para fulminar en el √°rea rival. Adem√°s, la arquera Marisol Carrat√ļ conten√≠a varios remates que apaciguaban el vendaval verdeamarelho.

Argentinan tuvo que soportar el vendaval brasile√Īo en el segundo tiempo Cr√©dito: Prensa Lima 2019

Era el partido de sus vidas y todas eran perfectamente conscientes de la dificultad de la selecci√≥n brasile√Īa, campeona del mundo en Serbia 2013. La prioridad era minimizar las p√©rdidas y evitar esos contraataques que suelen agigantar al gran rival de la regi√≥n, cuya virtud est√° tambi√©n en martillar psicol√≥gicamente, imponerse por desgaste y terminar de liquidar los partidos. Hasta all√≠, Argentina se sosten√≠a en ese “partido largo” que hab√≠a imaginado, disputado segundo a segundo y sin dejar resquicios para grandes sorpresas. Con los ojos bien abiertos, desesperaba al adversario, que no le encontraba la vuelta al desarrollo.

Pero Brasil se despert√≥. Empez√≥ a estirar la diferencia en la segunda etapa: uno, dos, tres, cuatro, cinco goles de ventaja, al tiempo que en el banco de suplentes azul y verde levantaban los brazos y se entusiasmaban, porque sab√≠an que ya estaban subidos a esa onda positiva tan particular de handball, un deporte de rachas y de enviones an√≠micos a partir de continuos aciertos en la red. M√°s all√° de alguna reacci√≥n, cada vez se hizo m√°s cuesta arriba acortar distancias y Brasil termin√≥ clasific√°ndose a Tokio sin mayores zozobras.Entre marzo y mayo pr√≥ximo, la Argentina asumir√° el Preol√≠mpico -seguramente en Europa- para hallar el √ļltimo atajo a los Juegos Ol√≠mpicos.

Termin√≥ siendo un partido muy parecido al de la final de Toronto 2015: equilibrio en el primer per√≠odo y contundencia en el segundo por parte del oponente. Igual, la Argentina mostr√≥ una buena evoluci√≥n en este certamen, aunque todav√≠a le resta un trecho largo y muchos a√Īos de desarrollo para sumarse a las potencias. Por lo pronto, el aspecto f√≠sico y el an√≠mico -m√°s all√° de las dudas en esta definici√≥n- ya subieron un escal√≥n. Con todo, faltan varios para equiparar el poder√≠o f√≠sico de las brasile√Īas.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!