Jueces invitan a los candidatos a vocal que sigan a Marchena y retiren sus candidaturas

La renuncia de Marchena como próximo presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ pone de manifiesto que el grave problema del gobierno del Poder Judicial no son las personas, sino el sistema. Así lo aseguran las asociaciones Francisco de Vitoria (la segunda en número de afiliados) y Foro Judicial Independiente en sendos comunicados, en los que emplazan a cambiar el sistema de elección de vocales del órgano de gobierno de los jueces. Foro Judicial va más lejos, y ha invitado a los candidatos a vocal por el cupo judicial (doce de los veinte que conforman en Consejo) a que sigan el ejemplo de Marchena y retiren sus candidaturas.

Para Francisco de Vitoria (AJFV) la renuncia de Marchena es «un gesto de dignidad personal y profesional, que le honra y a la altura de su calidad jurídica y profesional». Esta asociación recuerda que hace apenas unos días aprobó recurrir el nombramiento de Marchena, no por la persona a la que se iba a confiar la presidencia del órgano, sino por la forma en la que el nombre se había conocido (sin ni siquiera haber elegido a los veinte vocales que, según la ley, son los que tienen que votar a su presidente).

Sostiene que el sistema de elección de los miembros del CGPJ, con el excesivo protagonismo de los partidos políticos, es un «sistema caduco y contario al espíritu del legislador constituyente» que, en el artículo 122 de la Constitución, estableció que los 12 vocales (de un total de 20, ocho de ellos elegidos por las Cortes entre juristas de reconocida competencia) debían ser elegidos por los jueces.

«Negociar los vocales de manera indecorosa entre los principales partidos no contribuye a generar confianza en la Justicia, tan necesaria en democracia», insiste la AJFV, para la que «la imagen de independencia de la Justicia se ve gravemente dañada».

De igual forma, la minoritaria Foro Judicial Independiente ha hecho un llamamiento a modificar el sistema de elección de vocales. «El gobierno del Poder Judicial no puede ser el reparto de cargos entre los partidos políticos. No es de recibo que los vocales del CGPJ consientan en ser adscritos a un sector conservador o progresista porque, inevitablemente, las decisiones que tomen siempre se enjuiciarán desde esa perspectiva», señala en la nota. Recuerda que precisamente ayer lunes «más de 3000 jueces (también fiscales) hicimos huelga para, entre otras cosas, denunciar este sistema y reclamar el respeto a la independencia judicial», señala.

Una actuación comprometida

A su juicio, la decisión de Marchena «dignifica la función judicial y la categoría personal de quien la toma», pero también revela un sistema que «no puede sostenerse». Añade que los jueces no pueden ser cómplices. «No podemos avalar, con nuestros actos o con nuestro silencio, esta grave situación». Por ello invitan a quienes se han postulado como candidatos a vocales judiciales «a que retiren sus candidaturas, y a las asociaciones que los avalaron, a que retiren tales avales, no porque tales candidatos carezcan de capacidad y méritos, sino porque el sistema para su designación compromete su futura actuación y perjudica la imagen de un Poder Judicial absolutamente independiente». Así lo ha demostrado en el día de hoy, señala «quien, sin duda, por su trayectoria personal y profesional, merecía el puesto para el que lo habían designado los partidos políticos».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!