Juan Romero Victorica: murió el exfiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal

Juan Martín Romero Victorica, que integró la Cámara de Casación Penal hasta 2011, murió el miércoles pasado en su casa de la localidad bonaerense de Bella Vista a causa de un cáncer de páncreas, que le habían diagnosticado meses atrás.

As√≠ lo confirm√≥ su sobrino, el abogado Manuel Romero Victorica, en redes sociales. “Muri√≥ mi t√≠o, el exfiscal general de Casaci√≥n Penal, Juan Mart√≠n Romero Victorica. Que en paz descanse. Fue un funcionario judicial probo y honorable, que cumpli√≥ con valent√≠a su rol en momentos dif√≠ciles del pa√≠s y que pese a sufrir atentados contra su vida, jam√°s claudic√≥ en investigar la verdad”, escribi√≥ en Twitter.

Romero Victorica, que particip√≥ en resonantes casos judiciales, era apodado el Potro en los pasillos de los tribunales. Su nombre tom√≥ relevancia en la d√©cada del 80, durante el gobierno de Ra√ļl Alfons√≠n, cuando particip√≥ en la detenci√≥n y extradici√≥n de Mario Firmenich, jefe de Montoneros, que luego fue indultado.

También buscó llevar a la Justicia a los montoneros que secuestraron en septiembre de 1974, durante el gobierno peronista, a los hermanos Juan y Jorge Born.

Y procuró lograr la devolución de parte del rescate de 60 millones de dólares que había sido pagado a la organización.

El exfiscal también intervino en otros casos resonantes: el homicidio del conscripto Omar Carrasco, cuyo caso dio fin al servicio militar obligatorio; y la causa por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador.

Estuvo muy cerca de integrar la Corte Suprema en la primera presidencia de Carlos Menem, pero su nombramiento fue resistido por juristas y él mismo pidió retirar el pliego del Senado.

En 1994, integró el grupo de fiscales ante la Cámara Nacional de Casación, el máximo tribunal penal del país, donde terminó su carrera.

En septiembre de 2011, cuando festejaba 50 a√Īos de actividad en la Justicia, renunci√≥ a la fiscal√≠a. Enfrentaba por aquel entonces un pedido de un jury de enjuiciamiento por una denuncia de Victoria Montenegro, una nieta recuperada.

En la causa radicada ante el Tribunal Oral Federal N¬ļ 6, Montenegro se√Īal√≥ que Romero Victorica llamaba a su casa para hablar con su apropiador, el fallecido coronel Germ√°n Telzlaf, para contarle c√≥mo avanzaba la investigaci√≥n penal.

Montenegro supo que era hija biológica de Hilda Ramona Torres y Roque Orlando Montenegro, dos miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), asesinados en 1977, y denunció que Telzlaf le confesó que había matado a sus padres y que le mostró el arma que había usado.

El exfiscal siempre neg√≥ la veracidad de la denuncia y la consider√≥ parte de una campa√Īa de desprestigio.

De todas formas, Romero Victorica terminó presentando su renuncia ante el entonces procurador general Esteban Righi.

En 2002, el exfiscal estuvo involucrado en la investigación por la muerte de María Marta García Belsunce. En el velatorio de la socióloga, le dijo al entonces fiscal de la causa Diego Molina Pico, que había sido un accidente.

Luego de ese encuentro, Romero Victorica fue acusado de entorpecer la investigación y se lo imputó por el presunto encubrimiento de la muerte.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!