Jornadas de dieciocho horas diarias por 200 euros al mes y un corral para dormir con las ovejas

España. Años 2014 y 2015. Un inmigrante soporta jornadas laborales de dieciocho horas diarias por un «sueldo» de cincuenta euros a la semana, un corral para dormir con las ovejas y sin estar dado de alta en la Seguridad Social.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Alicante juzgará este jueves a un ganadero de Benissiva-Vall de la Gallinera acusado de explotar laboralmente a un trabajador entre los años 2014 y 2015.

De acuerdo con la información aportada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), la Fiscalía relata en su escrito de acusación que el acusado, que tenía varios rebaños de ovejas y cabras, contrató a la víctima, un inmigrante de origen rumano, como pastor con un horario que iba desde las seis de la mañana hasta la medianoche.

Siempre según las mismas fuentes, durante el periodo en que el hombre trabajó para el acusado, éste no le dio de alta en la Seguridad Social ni le abonó el salario que le correspondía legalmente, según el Ministerio Público. En lugar de ello, le daba 50 euros semanales con «la promesa de pagarle el montante principal con posterioridad y a cambio de dejarle residir y dormir en el corral con los animales».

La Fiscalía pide para el acusado una pena de cuatro años de prisión y una multa por un delito contra los derechos de los trabajadores.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!