Jordi Alba muestra su malestar con el Barcelona

Ganó el Barcelona, que podrá disfrutar de las vacaciones navideñas de la tranquilidad que otorga el liderato y una posición privilegiada tras clasificarse para los octavos de la Copa del Rey y de la Champions League. No obstante, no todos los jugadores se van satisfechos con su situación personal. El ejemplo más claro es el de Jordi Alba, pendiente de renovar su contrato y que no recibe noticias del club azulgrana. Tras la victoria ante el Celta, en la que el lateral fue decisivo con una nueva asistencia, manifestó su malestar. «Esto no depende sólo de mí, sino que también depende del club. Por mí que no quede, estoy muy tranquilo cuando juego. Cuando fiché por el Barcelona no era por dinero, decidí venir aquí por sentimiento y porque es mi casa. Al final no vale solo con decir que soy un gran jugador, lo que valen son los hechos. La fecha límite es cuando termine contrato», soltó el futbolista visiblemente molesto después de que no haya habido demasiados movimientos por parte del club.

También valoró Alba el partido y su aportación personal. El lateral ha sumado contra el Celta su séptima asistencia de la temporada. Su conexión con Leo Messi es excelente. «En el primer gol me buscó siempre y aguanté bien. En el segundo, el arrastre de Dembélé y Luis Suárez ha dejado solo a Leo. Nunca falla. Sé que la mayoría de las asistencias que dé van a ir dentro», asegura y añade: «Te encuentras con defensas muy cerradas. No es fácil, pero tenemos jugadores de sobra para rematar». Alba, no obstante estaba satisfecho con el partido realizado: «Nos hemos enfrentado a un gran equipo que le gusta jugar la pelota. La primera parte ha sido buenísima y en la segunda hemos bajado un poco el ritmo. Nos han podido crear alguna ocasión, pero estamos contentos con el resultado». «Vamos líderes y hacemos una gran temporada. Nos hemos dejado puntos que no queríamos. Debemos intentar mantener el ritmo de la primera parte los 90 minutos, pero no es fácil», expuso para destacar la estabilidad defensiva del equipo: «Las primeras jornadas estábamos recibiendo muchísimos goles, algo que no es normal para el Barcelona. Lo hemos corregido. Desde el portero hasta el delantero trabajamos en ello».

También valoró el partido Ernesto Valverde, que reconoció algunas carencias en la segunda parte: «El primer tiempo rompíamos bien su línea defensiva. Ellos querían reducir el espacio por dentro para poder jugar, pero la salida estaba a la espalda de su defensa y de ahí el primer gol. Se veía que en cualquier jugada, jugando al espacio, podríamos marcar. Ellos de medio campo adelante tienen jugadores buenos y en las contras íbamos con ojo. En la segunda parte estuvimos más espesos, no teníamos tanto la pelota, queríamos jugar muy rápido…nos ha dejado la sensación del día del Villarreal». El técnico destacó el hecho de haber dejado la portería a cero por tercer partido consecutivo: «Lo que más satisfecho me deje es dominar el primer tiempo y generar ocasiones de gol. Si dejas la meta a cero es la manera más fácil de ganar, pero no es nuestro objetivo, nuestra meta es generar peligro». Y restó importancia al liderato que ostentan: «Aún queda mucho, el Madrid tiene un partido pendiente, es un rival importante y queda mucha Liga».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!