Jefaturas del CHUS ven injustificada la dilación del paro en Urgencias

La huelga del personal del Servicio de Urgencias del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) ha entrado en su séptima semana y para buena parte de los jefes de servicio del centro compostelano el conflicto se está prolongando de modo «innecesario». Los paros, anunciados en los últimos días de octubre en respuesta a la falta de respuestas satisfactorias a lo que la comisión de centro califica de «infradotación, no sólo de espacios sino también de personal y de medios», acumulan casi dos meses de vigencia con la vista puesta ahora en dos fechas trazadas en el horizonte: la manifestación convocada en las calles de la capital gallega el próximo día 9 de enero y la votación en urna de la última propuesta de solución ofertada por la gerencia, postergada hasta el día 14. Es este último movimiento, acordado por el comité de huelga en la asamblea del pasado día 21, el que ha motivado la reacción de una mayoría de las jefaturas del centro hospitalario, firmantes de un comunicado difundido este domingo en el que expresan su «preocupación y desazón por la innecesaria prolongación del conflicto laboral del personal de urgencias». «Es público que la dirección del centro está realizando un esfuerzo en la búsqueda de soluciones y nos consta que ha realizado algunas propuestas para solucionar el conflicto. No entendemos que en esta situación anómala y traumática para los enfermos y para el personal sanitario, se produzcan retrasos innecesarios en la valoración y votación de las mencionadas propuestas que están sobre la mesa. Esperar al 14 de enero, para realizar una votación es difícil de explicar y difícil de entender», mantiene el comunicado.

Refuerzo de personal

A esa asamblea del 21 el comité de huelga llevaba la última propuesta de la gerencia que mejoraba en un profesional de enfermería más para el servicio la oferta anterior del centro, que incluía cinco profesionales de enfermería, cinco auxiliares de enfermería y dos profesionales médicos para reforzar el servicio con la apertura puntual de espacios adicionales. Para los huelguistas, el refuerzo debe ser estable y pasar —según su última tabla reivindicativa revisada— por la incorporación de dos enfermeras en turno de mañana, dos de tarde y tres de noche; dos auxiliares de mañana, dos de tarde y cuatro de noche; un celador por cada turno y cinco facultativos.

Durante un acto de protesta este lunes, el presidente de lacomisión de centro, Camilo Agulleiro, replicó al comunicado de las jefaturas: «Nos gustaría saber qué dirían si en su servicio hubiera camas sin dotación de personal», dijo según recogió Ep

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!