Italia desafía abiertamente a la UE al aprobar unos presupuestos expansivos

Italia desaf√≠a abiertamente a la Uni√≥n Europea al aprobar unos presupuestos que rompen radicalmente sus compromisos con Bruselas. A √ļltima hora de la noche del jueves, el Consejo de ministros aprob√≥ unos presupuestos que elevan el d√©ficit al 2,4% del PIB para los pr√≥ximos tres a√Īos. Teniendo en cuenta el tradicional incumplimiento de Italia en sus cuentas p√ļblicas, se supone ya que ese porcentaje se elevar√° en algunas d√©cimas m√°s.

El Gobierno anterior de Paolo Gentiloni hab√≠a fijado un d√©ficit del 0,8 por 100. El ministro de Econom√≠a, Giovanni Tria, hab√≠a negociado duplicar esa cifra, para situar el d√©ficit en el 1,6 %. Con reticencias, Bruselas hab√≠a aceptado ese porcentaje, pero ahora el d√©ficit se ha elevado tres veces el presupuesto prometido por el Gobierno anterior. Esa diferencia en el d√©ficit supondr√° al menos 25.000 millones de euros de gasto p√ļblico, sin que haya ninguna cobertura para financiarlos, ya que no habr√° recortes ni subida de impuestos.

Ese incremento en gasto p√ļblico ir√° a pagar, en primer lugar, la renta de ciudadan√≠a, una especie de subsidio de desempleo de 780 euros, del que se podr√°n beneficiar 6 millones de personas, con un coste inicial de 10.000 millones de euros. Se reducen tambi√©n los impuestos, en particular a las peque√Īas empresas y habr√° un condono fiscal. Un cap√≠tulo importante ser√° la reforma de las pensiones, rebajando la edad de jubilaci√≥n. Se espera que unas 500.000 personas se jubilen anticipadamente, una medida que el gobierno ¬ęvende¬Ľ asegurando que esos puestos ser√°n ocupados por j√≥venes.

Astron√≥mica deuda p√ļblica

El grave problema de estos presupuestos expansivos es que se incrementar√° la deuda p√ļblica, que ya alcanza una cifra monstruosa: Dos billones trescientos mil millones de euros, lo que representa el 132,5 por 100 del Producto Interior Bruto. En definitiva, se trata de unos presupuestos que olvidan por completo aspectos que Italia necesita resolver desde hace a√Īos: La mejora de los servicios p√ļblicos, infraestructuras, la escuela, la situaci√≥n a√ļn delicada de alg√ļn sector bancario o la reforma de la burocracia para atraer inversiones. De todo ello, ni una palabra.

Cancelaci√≥n de la ¬ępobreza¬Ľ

Los partidos populistas lo han celebrado como una gran victoria. El l√≠der del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio, asegur√≥ con gran demagogia y ret√≥rica vac√≠a que en un ¬ęd√≠a hist√≥rico, porque se ha cancelado la pobreza en Italia¬Ľ y ¬ęse ha restituido el futuro a seis millones de italianos¬Ľ. A Di Maio le ha respondido el comisario de Asuntos Econ√≥micos de la UE, destacando que el aumento de la deuda supone empobrecer a Italia: ¬ęSi los italianos contin√ļan a endeudarse, aumentar√° su tipo de inter√©s de los pr√©stamos; cada euro destinado a aumentar la deuda, supone un euro menos para carreteras, para escuelas y para la justicia social¬Ľ.

Derrota del ministro de Economía

Frente a los populistas, el perdedor ha sido el ministro de Econom√≠a, el profesor Giovanni Tria. Hab√≠a llegado incluso a comprometer su palabra de que el d√©ficit no superar√≠a el 1,6%, afirmando que al asumir el cargo hab√≠a jurado ¬ępara trabajar por los intereses del pueblo italiano¬Ľ. Pero, en la pr√°ctica, el ministro Tria ha sido desautorizado por los dos vicepresidentes populistas del gobierno, Matteo Salvini, ministro del Interior y l√≠der de la Liga; y Luigi di Maio, ministro del Trabajo y l√≠der del Movimiento 5 Estrellas. Tria hab√≠a mantenido con ellos un tira y afloja, amenazando incluso con su dimisi√≥n. Al final ha tenido que intervenir incluso el presidente de la Rep√ļblica, para disuadirlo y pedirle su continuidad al frente del ministerio de Econom√≠a, porque su marcha hubiera sido una muy mala se√Īal para Bruselas y los mercados.

Reacciones muy negativas

Está claro que los partidos populistas han aprobado un presupuesto expansivo pensando en las próximas elecciones europeas de mayo próximo, que esperan ganar con gran margen. La oposición ha puesto el grito en el cielo, por considerar que el resultado de estos presupuestos supondrá un empobrecimiento del país, al aumentar significativamente su deuda.

Por otro lado, el gobierno italiano tendr√° una dura negociaci√≥n con Bruselas, que podr√≠a sancionar a Italia. De momento, la ¬ęsanci√≥n¬Ľ ha llegado ya en los mercados: La Bolsa de Mil√°n sufr√≠a p√©rdidas esta ma√Īana del 2,5%, con ca√≠das muy notables de los bancos, mientras la prima de riesgo llegaba a los 265 puntos (la espa√Īola est√° en 102 puntos).

En el mes de octubre se pronunciaran las agencias de rating para valorar el riesgo del cr√©dito italiano. Se teme en especial a Moody‚Äôs, porque algunos expertos adelantan que podr√≠a rebajar uno o dos escalones la calificaci√≥n de la deuda italiana, dejando sus t√≠tulos de Estado al borde de los bonos basura. Ser√≠a una p√©sima se√Īal de gran costo para el pa√≠s, porque Italia necesita que los inversores compren cada a√Īo casi 400.000 millones de euros en t√≠tulos de Estado, una operaci√≥n dif√≠cil y de mayor coste cuando no hay confianza en la econom√≠a de un pa√≠s.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!