Investigado un preso por violar a una menor en Barcelona durante un permiso

Los Mossos d’Esquadra investigan la violaci√≥n a una chica de 17 a√Īos en la zona de ocio del Port Ol√≠mpic de Barcelona cometida supuestamente por un preso de una c√°rcel catalana que estaba de permiso, mientras cumple una condena de 9 a√Īos y medio de prisi√≥n por una agresi√≥n sexual cuando era menor.

Seg√ļn han informado fuentes cercanas al caso, la violaci√≥n se habr√≠a producido la madrugada del 4 al 5 de julio pasado en una zona de ocio nocturno del Port Ol√≠mpic de Barcelona. La v√≠ctima acudi√≥ a una comisar√≠a de los Mossos d’Esquadra a denunciar esta agresi√≥n sexual y, mediante el reconocimiento fotogr√°fico, logr√≥ identificar al supuesto violador. Una vez identificado, los Mossos comprobaron que el sospechoso est√° cumpliendo una pena de 9 a√Īos y medio en una prisi√≥n catalana, por un delito de violaci√≥n y dos de tentativa que cometi√≥ en 2012, cuando era menor de edad.

Seg√ļn han informado fuentes penitenciarias, una vez superada la mitad de la condena, al preso se le han concedido en el √ļltimo a√Īo y medio un total de once permisos: tres de dos d√≠as, otorgados por los servicios penitenciarios de la Generalitat y ocho de hasta seis d√≠as, autorizados por el juez de vigilancia penitenciaria. Cuando se produjo la violaci√≥n, el preso se encontraba en el √ļltimo de los ocho permisos de hasta seis d√≠as autorizados por el juez de vigilancia penitenciaria. El interno regres√≥ a la c√°rcel con normalidad tras cometer supuestamente la violaci√≥n, seg√ļn las fuentes.

Una vez los Mossos d’Esquadra notificaron esta semana a los servicios penitenciarios de la Generalitat que el sospechoso de la violaci√≥n era un preso, los responsables de la c√°rcel pidieron explicaciones al interno, el pasado mi√©rcoles, 24 de julio, ante lo que este reconoci√≥ a los profesionales del centro que en el momento de los hechos se encontraba en el Port Ol√≠mpic y que interactu√≥ con la menor, si bien no confes√≥ haber sido el autor de la agresi√≥n sexual.

Seg√ļn las fuentes de los servicios penitenciarios consultadas por Efe, el preso hab√≠a seguido el programa de adicciones y de violencia sexual en la c√°rcel y ten√≠a una buena evoluci√≥n y apoyo familiar externo, por lo que desde hace un a√Īo y medio se le empezaron a otorgar permisos puntuales, al superar la mitad de su condena. Una vez los Mossos le han situado como sospechoso de la violaci√≥n, los servicios penitenciarios, como es habitual en este tipo de situaciones, han suspendido autom√°ticamente todas las salidas programadas para este preso y los permisos para salir de la prisi√≥n y no contemplan concederle el tercer grado.

Seg√ļn las fuentes penitenciarias, la tasa de reincidencia en Catalu√Īa de delincuentes sexuales que han seguido un tratamiento en prisi√≥n se sit√ļa en el 4 %, frente al 18 % de reincidencia en el caso de los violadores que no siguen ning√ļn tratamiento en la c√°rcel. Actualmente, en las prisiones catalanes cumplen condena unos 500 presos por delitos contra la libertad sexual.

Seg√ļn las fuentes, los permisos que se conceden a este tipo de internos que han seguido cursos de tratamiento pretenden facilitar que recuperen progresivamente su vida en la comunidad antes del fin de la condena, para evitar la reincidencia cuando hayan saldado su deuda con la justicia.

Por su parte, fuentes de la conseller√≠a de Justicia consultadas por Efe han pedido que se respete la presunci√≥n de inocencia y han destacado que el departamento se ha puesto a disposici√≥n de los Mossos d’Esquadra para ofrecer su m√°xima colaboraci√≥n en la investigaci√≥n. Adem√°s, la Oficina de Atenci√≥n a la V√≠ctima del departamento de Justicia se ha puesto en contacto con la familia de la v√≠ctima, seg√ļn las fuentes.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!