Invertir en vino de Canarias

Las islas Canarias tienen un nuevo marco fiscal desde noviembre de 2018. Esto permite asumir de forma individual o colectiva operaciones como colocar ahorros en el vino de las islas siempre que se utilice el salvoconducto necesario, es decir, un buen grupo de interés que ayude a sortear todas las barreras técnicas que hay. El asunto del vino de Canarias tiene un problema generacional y las autoridades de las islas están animando a la inversión en la tierra.

En las islas hay unas 70 bodegas y 2018 ha sido un año de buen vino de calidad y en cantidad, según Asaja. Los vinos de maduración lenta con primavera y veranos suaves, sin golpes de calor, con lo que las viñas van a fuego lento y los parámetros de mejora se notan con calidad a otros ejercicios.

¿Subvenciones?

El Gobierno de Canarias ha abonado en 2018 incentivos pendientes de cobrar de 2011. La gran mayoría de los viñedos están en manos de gente de edad muy avanzada. Los jóvenes se encuentran con lagunas que generen atractivo: Aunque Canarias está libre de los derechos de plantación, no hay ayudas porque el decreto europeo que las regula solamente es para viñas que estén funcionando y se arranquen para reconvertilas.

Si hay una viña parada y se quiere poner en marcha, no hay ayudas. Ejecutar una obra o hacer una inversión es a fondo perdido. Todas las fincas en Canarias carecen de ayudas, tiran de dineros propios. Ni tan siquiera una ayuda arrendada entra en la norma por ser reposición y no reconversión.

Aumenta la producción y la inversión de producción y el Gobierno de Canarias ha colocado ayudas del Poseican por hectárea. Las autoridades canarias han pedido a la UE fondos para toda la cadena de suministro aunque, en especial, al productor.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!