Inés Arrimadas advierte de que Baleares está hoy «exactamente igual» que Cataluña hace unos años

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha advertido de que a nivel político Baleares está hoy «exactamente igual» que Cataluña hace unos años. Arrimadas ha participado este sábado en Palma en el acto «Stop barreras lingüísticas», en el que también han intervenido el diputado de Cs en el Congreso Toni Cantó y el portavoz de la formación naranja en el Parlamento balear, Xavier Pericay.

Arrimadas ha criticado a la presidenta de la Comunidad, la socialista Francina Armengol, que gobierna con MÉS por Mallorca y cuenta con el apoyo parlamentario externo de Podemos y de MÉS por Menorca. «El mimetismo de la presidenta de Baleares con el nacionalismo catalán es espectacular y si no se corrige, si se siguen cometiendo los mismos errores, vamos a llegar al mismo sitio», ha denunciado. Para Arrimadas, el actual Ejecutivo regional estaría utilizando además la lengua «como una barrera» en lugar de «como una riqueza».

La dirigente de Cs ha alertado acerca de que «el elemento de identidad» del nacionalismo pancatalanista es «la lengua». Así, los nacionalistas «no ven la lengua como una herramienta cultural y de comunicación, como un motivo de orgullo, de diversidad y de riqueza, sino que la ven como una seña de identidad, que si no la tienes, ya no eres de verdad catalán». Para Arrimadas, eso es «muy peligroso», porque estaría creando ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. «Las lenguas tienen dos enemigos, los que las quieren prohibir y los que las quieren imponer», ha afirmado, para añadir: «Los nacionalistas no piensan en cuáles son los derechos de los ciudadanos, sino que piensan en derechos de los territorios o incluso en derechos de las lenguas».

Partido «clave»

«Ciudadanos ha sido clave en muchos gobiernos autonómicos y muchos ayuntamientos, hemos dado estabilidad a este país con un acuerdo de investidura a nivel nacional, pero es que ahora tenemos que gobernar, ya no hay otra solución», ha señalado Arrimadas. «Yo os aseguro que Albert Rivera no va a ser presidente de la mano de los que quieren romper este país, pero sí que vamos a apostar por liderar un cambio en España de la mano de partidos constitucionalistas, de los que creemos en este país», ha apostillado. Asimismo, ha indicado que Cs será «clave» en Baleares y ha elogiado la labor llevada a cabo por Pericay y su equipo. «Vamos a garantizar políticas de sentido común, que garanticen derechos básicos de todos los ciudadanos, que no nos lleven por el camino que emprendió desgraciadamente Cataluña de mano de los nacionalistas», ha sintetizado.

Previamente, ha intervenido Cantó en el acto de esta mañana en Palma. «Cataluña vive una situación muy grave, pero nadie nos tiene que explicar a los que vivimos en Baleares o en la Comunidad Valenciana que como esto siga así, dentro de nada estaremos igual que allí», ha dicho. Para el diputado valenciano, «sólo hay un partido capaz y decidido a combatir esto, que es Ciudadanos, porque estamos aquí gracias a los nacionalistas, sí, pero no nos olvidemos nunca de que estamos también aquí gracias al Partido Popular y al Partido Socialista, que lo han permitido».

Por su parte, Pericay ha señalado que el hecho de que el acto de hoy se haya celebrado en Palma quería entenderlo como «un reconocimiento a lo que ha sido recientemente un movimiento de la sociedad civil aquí en Baleares, nacido en Menorca, en el campo de la sanidad». Pericay se refería a Mos Movem, que, junto con otras entidades, se ha venido oponiendo con firmeza al propósito inicial del Gobierno balear de que el catalán fuera un requisito para poder trabajar como médico o enfermero en la Comunidad. Finalmente, el decreto aprobado por el Ejecutivo regional permite que cualquier sanitario se pueda presentar ahora a una plaza en las Islas, aunque no tenga ninguna titulación de catalán, si bien en el plazo de dos años deberá acreditar el preceptivo nivel lingüístico fijado para cada categoría.

El portavoz de Cs en el Parlamento regional ha recalcado que la responsabilidad del actual problema lingüístico en Baleares no sólo sería atribuible a la formación ecosoberanista MÉS por Mallorca. «Hay una responsabilidad que compete a la señora Armengol, al Partido Socialista, que está gobernando gracias a esos nacionalistas y que ha cedido y se ha entregado al nacionalismo en la gobernación de esta Comunidad». Para Pericay, el nacionalismo «siempre actúa por oposición al otro, por expulsión del otro del tablero político». En ese contexto, ha lamentado la «desaparición» del «antiguo PSOE» a través de una serie de «franquicias».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!