Indignación en el Barcelona por la expulsión de Lenglet

La expulsión de Clement Lenglet tras la intervención del VAR por propinarle un codazo a Pere Pons centró prácticamente el post partido. Los futbolistas del Barcelona estaban ciertamente indignados. Uno de los primeros en manifestarse fue Sergio Busquets, que lamentó el uso que se hizo durante este partido del videoarbitraje. «Hasta le expulsión íbamos bien, luego, con uno menos, ya se nos ha puesto cuesta arriba. Lo intentamos, firmamos el empate, hemos buscado la victoria… pero con uno menos era muy difícil. Hemos hecho un esfuerzo físico terrible», explicó el centrocampista. El catalán valoró la jugada de la polémica: «Tal vez hay contacto, se ve en la imagen, pero el balón está en el suelo, es un movimiento natural el que hace. No es agresión, no le va a buscar. Incluso el jugador del Gerona le pide perdón porque le ha hecho falta. El VAR tendría que usarse de forma correcta y con el mismo criterio». Finalmente, Busquets aseguró que jugar con uno menos condicionó la actuación del equipo: «Es un partido diferente, el equipo ha estado bien cuando estábamos 11 contra 11, pudimos hacer más goles. Pero al quedarnos con 10 hemos idos a remolque. A todos nos gusta jugar bien y ganar y sobre todo ganar. Intentaremos mejorar».

La polémica adquirió mayor relieve cuando el protagonista de la acción fue cuestionado por el codazo que recibió en la jugada con Lenglet. Pere Pons abrió aún más las dudas sobre la roja que vio el azulgrana. «Si el VAR dice que me ha dado un codazo será verdad. No sé como ha ido. Sólo sé que recibo el golpe. No me ha dicho nada Lenglet, yo le doy la mano porque pensaba que era falta mía al principio», explicó el centrocampista del equipo rojiblanco. Además, ninguno de los futbolistas del Gerona le reclamó nada a Gil Manzano tras caer los dos futbolistas al césped. La incredulidad continuó en palabras de Guillermo Amor, que atendió a Barça TV en el palco tras el partido: «La primera imagen que tenemos todos, árbitro incluido, es que Lenglet se lleva el balón, cuando va al VAR decide expulsar… Hay contacto con el codo pero no es voluntario».

Arturo Vidal se sumó a las críticas del vestuario. «Nos íbamos bastante tristes porque merecíamos el triunfo. Algo así no puede pasar en un partido porque determina el resultado. Vimos la jugada en el video y creo que el VAR debe ser para ayudar, no para perjudicar. Esperamos recuperar los puntos en el próximo partido», empezó explicando el chileno, que ayer disputó su primer partido como titular. Precisamente, lamentó la expulsión de Lenglet el día en el que hubo rotaciones: «Es difícil medir por un partido así, en el que nos quedamos con diez en un momento. Vamos cogiendo ritmo, hay una competencia fuerte y sana». Y valoró su adaptación al Barça: «No es difícil adaptarse a este juego, al menos para mí, que he jugado en el Bayern y la Juventus. Cuando uno tiene calidad y se prepara, puede jugar en cualquier equipo».

La ironía de Valverde

Muy enfadado con la actuación de Gil Manzano, Ernesto Valverde tiró de ironía para criticar la decisión de expulsar a Lenglet. «Nos ha condicionado, hemos tenido mala fortuna de encajar el empate al final del primer tiempo. Nos condicionaba mucho, no hemos podido remontar. No he visto la jugada en la televisión. Hay un encontronazo claro, y parece que le da con el codo. Es la primera expulsión en la que el jugador al que le hacen la falta pide perdón. Supongo que el VAR hace justicia y tengo la sensación de que no es expulsión. Posiblemente haya algún impacto. No creo que haya sido una agresión ni de lejos. Es falta del rival», explicó el preparador azulgrana. «Yo pensaba que iba a consultar el VAR para valorar la intensidad de la entrada de Pere Pons. Me ha sorprendido que la tarjeta fuera para nosotros. Es un encontronazo y, desde luego para mí, no es una expulsión». «Ya sabíamos que la polémica no se iba a acabar con el VAR. Todavía quedan muchas cosas por ajustar», zanjó.

No obstante, también tiró de autocrítica para asumir su parte de culpa a la hora de retrasar la entrada de Umtiti en cuando Lenglet sale del campo: «Una vez que piensas en hacer una cosa y te esperas sucede la ley de Murphy y te arrepientes de todo. Pero es como todo. Pensaba que le tenía que dar más minutos de calentamiento y estábamos controlando. Ha sido una jugada aislada». También se refirió a las rotaciones realizadas, con las que otorgó la titularidad a cuatro futbolistas no habituales: «Ha sido un partido diferente cómo han ido las cosas. Son jugadores que nos pueden ayudar mucho. Lo teníamos controlado. He visto cosas positivas de todos ellos». Por parte del Gerona, Eusebio Sacristán se pronunció sobre la jugada sin valorarla: «Desde que tenemos el VAR solo nos queda que confiar en ello. Con los que hay mirando la jugada, la decisión será más justa que si lo mira solo una persona. A partir de ahí está claro que nos ha permitido defender mejor y hacer un trabajo defensivo más bueno. Hemos podido ajustar un poco más cuando tenían uno menos», explicó el entrenador gerundense. Eusebio confesó que se vio con los tres puntos: «Llevábamos muchos tiempo por delante con el 1-2. Queríamos reservar ese resultado. Al final no conseguíamos robar, salir, crear peligro… Teníamos una oportunidad porque había espacios pero estamos muy contentos con el empate. Ellos con diez y la calidad que tienen, han tenido sus ocasiones».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!