Independiente vs. Racing: un duelo táctico marcado por el vértigo y la velocidad

Ariel Holan y Eduardo Coudet, un duelo táctico interesante

El clásico de Avellaneda, en función de las características de ambos, será marcado por el vértigo y la velocidad, las transiciones rápidas. Racing, salvo su floja presentación en el Monumental ante River, suele entregar el alma como equipo, mostrando un esfuerzo colectivo y una voluntad ofensiva que nacen de su capitán, Lisandro López, pero que involucra a todos, incluso a los centrales Leonardo Sigali y Alejandro Donatti, que son capaces de avanzar hasta campo rival con sus proyecciones. Los laterales Saravia y Soto son ofensivos por naturaleza. Y Zaracho, Pol Fernández o Neri Cardozo (los otros tres volantes titulares además de Marcelo Díaz), se desdoblan con facilidad. Y cualquiera puede atacar el espacio y pisar el área con sorpresa.

El Independiente de Holan, que también pone un equipo veloz principalmente desde las cualidades de sus delanteros, tendrá dos objetivos futbolísticos: 1) recuperar el juego perdido y tener una mayor presencia en las redes rivales (déficit que surgió tras la ida de Emmanuel Gigliotti); 2) defender mejor en las pelotas paradas en contra, teniendo en cuenta que por esa vía sufrió cinco goles en la actual Superliga y que, justamente, su adversario de turno tiene en ese recurso una de sus principales armas.

Racing: 12 de los 35 goles que anotó en la Superliga fueron de contraataque

Holan reconoció en la conferencia de prensa del viernes que se imagina un partido de ida y vuelta, intenso y con transiciones rápidas. Eduardo Coudet, en las declaraciones que hizo tras el entrenamiento de Racing, afirmó que también espera un partido abierto, de ida y vuelta, porque ambos equipos intentarán hacer prevalecer su propuesta ofensiva.

La Academia partirá desde el dibujo táctico 4-1-3-2 característico del Chacho en su ciclo en Avellaneda, con Marcelo Díaz fluctuando entre la posición de N° 5 de salida y líbero, siendo el primer colaborador de los centrales. La transición defensa-ataque es una de las principales virtudes de Racing, teniendo en cuenta que 12 de los 35 goles que anotó en la actual Superliga fueron de contraataque.

Independiente no se queda tan atrás en el recurso, ya que más allá que le está costando hacer goles (hizo apenas 5 en los últimos 7 partidos), también mantiene su peligrosidad cuando avanza con mucho espacio por delante. En la actual Superliga hizo 7 tantos de contraataque.

Ariel Holan estuvo practicando con una línea de 3 centrales, pero al final arrancará jugando 4-3-3. Sin Pablo Pérez (expulsado en San Juan), tendría un rol más influyente Pablo Hernández como nexo para los tres puntas: Gonzalo Verón, Cecilio Domínguez y Martín Benítez. Pero el medio campo también tendría más dinamismo que control desde la posesión, más allá de la inclusión de Fernando Gaibor. El volante ecuatoriano tiene buena pegada de media distancia y también en los tiros libres.

Lo que puede aportarle Gaibor al juego de Holan

La Academia hizo 5 goles de pelota parada. A las buenas ejecuciones de Neri Cardozo o Pol Fernández hay que sumarle el poderío aéreo de Sigali (1m80) y Donatti (1m91), y aunque Zaracho (1m71), Lisandro López (1m74) y Darío Cvitanich (1m74) no son muy altos, suelen tener oficio para ganar moviendo a sus marcadores o siendo rápidos para atacar las segundas jugadas o los rebotes.

En el último partido, San Martín le empató tras un córner que no pudo despejar bien Cerutti. Holan no pensó en reforzar esa área, además de los aportes defensivos de Hernández (1m83) y Nicolás Domingo (1m74). Las marcas estarían a cargo también de Franco (1m80), Burdisso (1m87) y Gastón Silva (1m85), con Cecilio Domínguez (1m78) o Gaibor (1m79) como uno de los libres. Como sea, los rojos saben que deberán ajustar las marcas.

El 1-0 de Cristaldo a Huracán, una muestra del poderío de la Academia en las pelotas paradas

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!