Iñaki Aldao, el actor de 19 años que da un mensaje de inclusión desde las tablas

Aldao, de 19 años, debutó profesionalmente en la actuación con El curioso incidente del perro a la medianoche, en el Maipo Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta

“A veces tenemos el impulso de prejuzgar, que es algo humano y normal, pero uno puede ir aprendiendo a vencer ese impulso y a darse espacio para conocer a esas personas que a primera vista podrían ser catalogadas como locos o raros”. Ese el mensaje que eligió dar, en el evento organizado hoy por LA NACION, el actor Iñaki Aldao, que actualmente interpreta en la obra El curioso incidente del perro a medianoche a Christopher Boone, un personaje con síndrome de Asperger.

En diálogo con el secretario general de Redacción de LA NACION, José del Río, Aldao señaló que “en el libro original nunca se dice directamente qué tiene o no tiene el personaje. “Por eso no lo quisimos encarar desde el estereotipo de la enfermedad, sino desde sus gustos, sus emociones. Entrar en su cabeza y empatizar con él sin ponerlo en ningún casillero”, dijo.

“Christopher es distinto, así como todos somos distintos. Incluso la obra plantea si al final no termina siendo él el más funcional de todos”, apuntó, en un paralelismo con la vida empresarial que Del Río hizo notar: a veces “el raro”, con una mirada heterodoxa, es el que tiene la capacidad de encontrarle la vuelta a los problemas.

Aldao interpreta a un personaje con síndrome de Asperger Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta

Aldao, que debutó profesionalmente este año en el teatro Maipo con la obra inglesa, aseguró que genera un impacto fuerte entre los espectadores. “Mucha gente se va movilizada porque entiende que muchas personas ven el mundo de una manera distinta. Y la verdad es que todos lo vemos distinto”, dijo, y agregó: “En la obra te metés en una cabeza distinta y te das ese espacio para entender que no te das en la vida diaria”.

El actor, que nació en la ciudad mendocina de San Rafael pero se crió en Buenos Aires, destina una hora para prepararse antes de subir al escenario, en el que pasa dos horas y media frente al público. “Le quiero dar todo lo que el personaje necesita, desde la energía, desde la emoción. Trato de estar muy presente”, dijo el actor, que interpretó, antes de comenzar la charla, un pequeño monólogo que forma parte de la obra.

Aldao tiene apenas 19 años y sabe, como la mayoría de los chicos de su generación, que su profesión va ir reconfigurándose a lo largo de los años. “Hoy las carreras no son un fin sino una llave, nadie quiere hacer lo mismo toda la vida. Hay una búsqueda, un cuestionamiento sobre lo que uno quiere hacer y también cada vez más posibilidades”, señaló.

En ese sentido, se prepara y estudia anticipándose a una vida llena de aventuras. “Quiero tener muchos desafíos y dentro del abanico lo más grande posible -dijo-. Quiero hacer personajes distintos, en formatos distintos. Y quiero estar listo para asumirlos cuando lleguen”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!