Impagos, el f√ļtbol modesto revive sus d√≠as m√°s negros

La explosi√≥n de Vinicius, el debate sobre si es Marco Asensio el que debe tirar del carro del Real Madrid o el medi√°tico duelo del s√°bado en el Metropolitano entre el Atl√©tico de Madrid y el Barcelona. Finalizado el par√≥n de selecciones, el regreso de la Liga de Primera Divisi√≥n agita y acapara la atenci√≥n del gran p√ļblico, pero varias aficiones de clubes de Segunda B y Tercera divisi√≥n sufren en silencio por el futuro de sus equipos. Tambi√©n los cuerpos t√©cnicos, jugadores y empleados que llevan ya meses sin cobrar sus n√≥minas, una angustia que se repite en ciudades como Murcia, Huelva o √Čcija. Las denuncias de los vestuarios se han sucedido en los √ļltimas semanas y han desempolvado el eterno problema de los impagos en las categor√≠as inferiores, una lacra que, pese al esfuerzo realizado en los √ļltimos a√Īos, no termina de desaparecer del f√ļtbol. La plantilla del Cacere√Īo era este jueves la √ļltima en denunciar una angustiosa situaci√≥n.

La plantilla del Recre
La plantilla del Recre

Con el dinero pagado por el fichaje de una joven promesa que apunta a estrella como es Vinicius, 45 millones de euros, la UD Melilla, rival del equipo de Santiago Solari en la Copa del Rey, podr√≠a sobrevivir en Segunda B durante los pr√≥ximos 35 a√Īos. Afortunadamente para los jugadores del club azulino, ellos cobran puntualmente, pero en vestuarios de su misma categor√≠a no tienen esa suerte. El espa√Īol es, cada vez m√°s, un f√ļtbol de doble velocidad. En el mismo deporte en el que buques insignia como Real Madrid o Barcelona presentan, a√Īo tras a√Īo, unos presupuestos cada vez m√°s mastod√≥nticos, clubes de la categor√≠a de bronce y de Tercera divisi√≥n acumulan meses sin poder pagar a sus cuerpos t√©cnicos y plantillas. Especialmente llamativo resulta el caso de dos hist√≥ricos como el Real Murcia y el Recreativo de Huelva, que arrastran sus problemas ya desde hace a√Īos. La soluci√≥n definitiva no termina de llegar. Sorprende todav√≠a m√°s en el caso del conjunto onubense, bandera y decano del f√ļtbol espa√Īol al que nadie logra reflotar. Ambas plantillas han denunciado ya p√ļblicamente sus penurias.

( Recreativo y Real Murcia, dos históricos en apuros)

El final de 2018 est√° resultando convulso. Plantilla, cuerpo t√©cnico y trabajadores del Club Polideportivo Cacere√Īo, el l√≠der del grupo extreme√Īo de Tercera Divisi√≥n, tambi√©n denunciaban este jueves su cr√≠tica situaci√≥n a trav√©s de un comunicado en el que mostraban su ¬ęmalestar y descontento¬Ľ con los dirigentes de la entidad por el incumplimiento en el pago de sus salarios. Los incumplimientos de los plazos y las fechas previstas para el pago es continuo y se produce desde el pasado 17 de julio hasta la fecha. En su misma categor√≠a, pero en el grupo andaluz, el vestuario del √Čcija Balompi√© repet√≠a hace solo unos d√≠as la misma petici√≥n de ayuda.

¬ęGeneralizar es injusto¬Ľ

Generalizar resulta tan exagerado como injusto, pero los impagos son una triste realidad. El f√ļtbol espa√Īol, que hace a√Īos conoci√≥ encierros de plantillas, revive sus d√≠as m√°s negros en algunos vestuarios, pero otras muchas directivas de las categor√≠as m√°s modestas cumplen religiosamente sus obligaciones con jugadores y empleados. Como sucede con los ama√Īos de partidos, los casos son puntuales.

¬ęGeneralizar es injusto porque, entre Segunda B y Tercera divisi√≥n, hay m√°s de 400 equipos en Espa√Īa. El porcentaje de clubes con impagos es inferior al 3-4%, pero hay que hacer algo porque, en esos casos, se dan situaciones cr√≠ticas en muchas familias¬Ľ, lamenta Miguel √Āngel Villafaina a ABC. Es el entrenador del Orihuela CF y conoce bien la Tercera divisi√≥n. ¬ęHay muchos clubes serios y pagadores, por ejemplo, el m√≠o¬Ľ, a√Īade. La directiva que preside Antonio Felices tiene claro que, en una categor√≠a como √©sta, tirar la casa por la venta termina en ruina. Para atraer a jugadores, algunos clubes siguen prometiendo atractivos contratos que a lo largo de la temporada resultan imposibles de asumir. Cantos de sirena que llegan a desvirtuar la competici√≥n porque hay conjuntos que logran convencer a las ¬ęestrellas¬Ľ m√°s codiciadas del f√ļtbol modesto. ¬ęHay jugadores que se fueron a equipos que les promet√≠an mucho y, a d√≠a de hoy, no les han pagado¬Ľ, afirma el t√©cnico del cuadro alicantino. ¬ęLo peor es hay familias fuera de sus casas pas√°ndolo mal¬Ľ, a√Īade, aunque insiste en romper una lanza por el f√ļtbol de Tercera divisi√≥n: ¬ęNo se puede generalizar, hay un porcentaje alto de clubes que son serios y pagadores, en los que hay gente trabajando y con particulares poniendo mucho dinero de su bolsillo para poder cumplir¬Ľ ( La camiseta del Orihuela que impact√≥ al f√ļtbol espa√Īol en los a√Īos 40).

Una visi√≥n alejada del catastrofismo que comparte √Ālvaro Moya Tejerina, presidente de la UD Los Barrios, conjunto gaditano de Tercera divisi√≥n. Conoce sobradamente el f√ļtbol de barro porque, adem√°s, es delegado en Andaluc√≠a de ProLiga, asociaci√≥n de clubes de esta categor√≠a y de Segunda B. ¬ęLos clubes han mejorado considerablemente la gesti√≥n, cuentan con personal m√°s especializado, formado y capaz¬Ľ, afirma el dirigente, que denuncia las malas pr√°cticas del pasado. ¬ęEl Recreativo de Huelva y el Real Murcia, dos hist√≥ricos, arrastran deudas de cuando contaban con ingresos del f√ļtbol profesional y cayeron al pozo de la 2¬™ divisi√≥n B arrastrando d√©ficits, con embargos de la Agencia Tributaria y Seguridad Social. As√≠ es muy dif√≠cil salir de la situaci√≥n, necesitan flexibilidad porque su √ļnica soluci√≥n es volver a LaLiga para que puedan recibir ingresos acordes a sus necesidades¬Ľ, asegura.

Pero regresar a la √©lite no es f√°cil, la competencia es dura y salir deportivamente de ese pozo de Segunda B resulta ciertamente complicado. Por eso, los aficionados del Real Murcia han dado un paso al frente para ayudar a la supervivencia del club por el que sufren cada fin de semana y por el que durante los √ļltimos a√Īos han pasado gestores que cada vez han ido complicando m√°s el futuro. El √ļltimo, V√≠ctor G√°lvez, que a principios de noviembre dio la espantada forzado por el malestar generado en la plantilla y en la afici√≥n por los impagos. La imagen de los jugadores granas protestando en el primer minuto del duelo de Liga ante el Talavera se vieron en las televisiones de toda Espa√Īa.

El club grana, fundado en 1908, se encuentra ahora inmerso en la tercera fase de una ampliaci√≥n de capital de 18 millones de euros que acaba y sus aficionados, a trav√©s de las redes sociales, se han lanzado en busca de ayuda. La compra de acciones, como sucediera en su d√≠a con el Real Oviedo, club al que finalmente lleg√≥ el multimillonario mexicano Carlos Slim, se han disparado en las √ļltimos d√≠as desde todos los rincones del mundo. Internacionales como Pepe Reina, jugadores de origen murciano como Javi Garc√≠a, Pedro Le√≥n, Portu o Alcal√°, empresas locales y nacionales y tambi√©n equipos de f√ļtbol extranjeros, como la AS Roma, han puesto su granito de ayuda para ayudar a evitar la defunci√≥n de un club casi tan hist√≥rico como el Recreativo.

La plantilla del Decano se reuni√≥ el mi√©rcoles con el consejo de administraci√≥n para reclamar una soluci√≥n. ¬ęNos dicen que est√°n trabajando, pero nosotros seguimos sin cobrar, cada d√≠a que pasa es peor porque se acerca un alquiler, una compra nueva, echar gasolina… Se llega a un punto que la situaci√≥n es inostenible¬Ľ, afirm√≥ el guardameta y capit√°n Marc Mart√≠nez en declaraciones a ¬ęBlanquiazules¬Ľ. ¬ęNo nos queda otra que seguir esperando, tenemos que cobrar nuestros contratos. No podemos ponerle el cuchillo a nadie en el cuello, el clima ha sido intentar arreglar la situaci√≥n¬Ľ, manifest√≥ el portero.

Mientras el futuro sigue sin aclararse, los jugadores del Recreativo contin√ļan apretando los dientes. En los dos √ļltimos partidos jugados en el Nuevo Colombino, ante el Atl√©tico Malague√Īo y ante el Melilla, no pudieron ducharse en el vestuario por falta de agua caliente. Es la otra realidad del f√ļtbol espa√Īol.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!