Ignacio Miranda: Ni cajas ni cajeros

Nuestra relaci√≥n con M√°laga se debilit√≥ bastante a ra√≠z del fallecimiento de dos paisanos ilustres all√≠ destacados. Uno es el poeta Jorge Guill√©n, que vivi√≥ y muri√≥ en esa ciudad, en cuyo cementerio ingl√©s con dise√Īo de jard√≠n bot√°nico est√° enterrado. El otro, Jos√© Antonio Gir√≥n de Velasco, aquel ministro de Trabajo promotor de la Seguridad Social, que se retir√≥ a Fuengirola cuando su br√≠o falangista empez√≥ a resultar molesto en un franquismo de inspiraci√≥n tecn√≥crata. El palentino, sin embargo, descansa en el cementerio del Carmen de Valladolid, porque de momento ning√ļn juez del Supremo instruye causa para exhumar a los colaboradores del general enterrado en Cuelgamuros.

Luego, por mor de las fusiones bancarias, vimos c√≥mo Espa√ĪaDuero, la caja de vocaci√≥n regional dentro del tan cacareado m√ļsculo financiero, se dilu√≠a en Unicaja, la entidad hist√≥rica de M√°laga, C√°diz, Granada, Antequera, Ronda y no s√© si tambi√©n la tierra de Manolo Escobar, Almer√≠a. El toro y r√≠o difuminados en el abanico picassiano. Una reconquista bancaria en sentido norte, ocho siglo despu√©s de Las Navas de Tolosa, con euros y movimientos pol√≠ticos en vez de infanter√≠a. Y ahora resulta que los responsables de la entidad van y cierran no ya sucursales, sino cajeros autom√°ticos, como sucede en la localidad leonesa de Hospital de √ďrbigo, donde la medida ha suscitado indignaci√≥n entre los vecinos.

El dispositivo ven√≠a realizando una media de quinientas operaciones mensuales, al ofrecer efectivo tanto a los habitantes del municipio como a los peregrinos que realizan el Camino de Santiago. Aqu√≠ atraviesan el gran afluente del Esla, que no es precisamente el Guadalhorce, por el puente del Paso Honroso. El alcalde, Enrique Busto, no oculta su malestar, entre otras razones por ejecutar la clausura del cajero sin previo aviso. Anuncia movilizaciones ciudadanas y recuerda lo que tuvo que apechugar la sociedad espa√Īola para hacer frente al rescate de las cajas con dinero p√ļblico. Unicaja, por su parte, defiende la necesidad de la medida por la incompatibilidad de la m√°quina con las nuevas medidas de seguridad, y propone a los clientes que se desplacen a las oficinas m√°s pr√≥ximas de Veguellina y Benavides. Desde luego, m√°s cerca que M√°laga. Pues nada, el en√©simo recorte de servicios en la Espa√Īa rural, sin cajas ni cajeros.

Ignacio Miranda

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!