Horario y dónde ver el Real Madrid-Barcelona

El Real Madrid y el Barcelona dirimirán este miércoles en el Santiago Bernabéu quien es el primer finalista de la Copa del Rey 2018-19, un Clásico que ambos afrontan tras el 1-1 del Camp Nou y marcado por la presencia ahora sí de un Leo Messi al cien por cien y cuya figura suele agigantarse aún más en el feudo madridista.

Los goles de Lucas Vázquez y Malcom del pasado 6 de febrero dejaron abierta la semifinal copera porque pese a que el gol del gallego dé una ligerísima ventaja a los madridistas, el marcador no es ni mucho menos decisivo ni el carácter de ambos permitirá cualquier atisbo de especulación o reserva.

El duelo será el primero que medirá a los equipos en apenas cuatro días ya que se volverán a ver las caras el sábado en el mismo escenario. Esta situación sí puede en cambio presionar mucho más a los de Santiago Solari, que corren el riesgo de despedirse de la posibilidad de dos títulos en poco tiempo y quedarse agarrados un año más a la Champions.

Los de Ernesto Valverde, en cambio, se juegan principalmente el trono copero que han ocupado en los últimos cuatro años porque en LaLiga Santander manejan unos ‘cómodos’ nueve puntos de ventaja, pero acceder a su sexta final seguida del torneo del KO le podría dar ventaja anímica para luego intentar aparcar definitivamente al campeón de Europa de la carrera liguera.

Esta vuelta trae algunas variaciones respecto al primer episodio de esta eliminatoria. La principal es Leo Messi. El 10 azulgrana, ‘tocado’, no salió de inicio en el Camp Nou y jugó luego sin correr excesivos riesgos, pero ahora está recuperado y listo para ejercer de ‘depredador’ en el Bernabéu, un escenario donde siempre suele ser protagonista.

Y es que el argentino ha marcado más goles en el estadio madridista que en cualquier otro a domicilio. De sus 26 anotados en Clásicos, 15 fueron en el feudo blanco y su actual estado de forma, como evidenció el ‘hat-trick’ en el Sánchez-Pizjuán del pasado sábado, se presenta como una seria amenaza para un Real Madrid que pese a su mejoría sigue concediendo demasiado y que debe esmerarse para encontrar el antídoto para neutralizarle.

Además, el equipo blanco afrontó la ida en el Camp Nou con un estado de ánimo alto después de buenas prestaciones y ahora, en cambio, ha dejado algunas dudas en sus últimos partidos, con derrota en casa ante el Girona y muchos problemas para ganar a domicilio al Ajax y al Levante, partidos estos últimos que provocarán más atención sobre el VAR.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!