Hércules, los números de esparadrapo reaparecen en Segunda B

S. D.

El comienzo de la temporada del Hércules está resultando muy decepcionante para su afición porque el conjunto alicantino, que este sábado caía derrotado ante el Llagostera (2-1), es colista del Grupo III de Segunda B con un solo punto en las seis primeras jornadas. El estreno de Jesús Muñoz en el banquillo no cambió la dinámica del equipo del Rico Pérez, que perdió víctima de dos penaltis en un partido en el que, además, tuvo que jugar con ropa de entrenamiento y números de esparadrapo.

La Segunda B se está convirtiendo en una categoría cada vez más profesional y este verano los equipos recibieron la autorización de la RFEF para que en las camisetas de los jugadores, con números fijos, aparecieran también sus nombres. Pero de vez en cuando se dan circunstancias como la vivida este sábado por el Hércules, que tuvo que inventarse un uniforme para enfrentarse al Llagostera y en el que los números fueron elaborados con esparadrapo. A lo largo del partido, en el que los visitante acabaron con diez por expulsión de Borja, los dorsales de varios jugadores se desprendieron de las camisetas.

El Hércules tuvo que saltar al terreno de juego ante el Llagostera con un improvisada indumentaria al considerar el colegiado que las dos equipaciones preparadas por el club alicantino se confundían con la del rival. El conjunto herculano lució finalmente una camiseta roja, la que habitualmente utiliza para calentar, ya que el árbitro Sergio Usón Rosel, del Comité aragonés, entendió que tanto la camiseta blanquiazul como la gris oscura podían provocar equívocos con las del Llagostera, de rayas azules y granas horizontales.

Esta situación obligó al Hércules a tener que improvisar y pegar los números de la camiseta con esparadrapo blanco, situación que provocó imágenes poco habituales al caerse durante el juego parte de los números. «El equipo visitante tuvo que utilizar unas camisetas de calentamiento, y poner los números pegados con esparadrapo, ya que las dos equipaciones que habían traído coincidían con la camiseta de juego del equipo local», señaló el árbitro en el acta.

Se da la circunstancia que Usón Rosel es el mismo árbitro que la pasada temporada pasada retrasó más de media hora el inicio del partido ante el Cornellá en el Rico Pérez al estimar que las áreas del estadio Rico Pérez no tenían las medidas reglamentarias, por lo que obligó a borrar las antiguas y pintar unas nuevas.

Jesús Muñoz no pudo inaugurar su etapa en el banquillo herculano con una victoria y el equipo alicantino agravó su crisis. El conjunto alicantino, que partía como uno de los máximos favoritos a pelear por el campeonato, solo ha sumado un punto de dieciocho posibles, racha que además de hundirle en la zona de descenso ha significado su peor inicio de campeonato en las diecisiete temporadas en las que ha competido en Segunda B.

Muñoz, que asumió la dirección técnica del equipo el pasado lunes, debutó este sábado con derrota a pesar de que su equipo se adelantó con un tanto de Carlos Martínez en la primera parte, Sin embargo, El Llagostera dio la vuelta al marcador al transformar los dos penaltis decretados por Usón Rosel a favor de los catalanes. Cortés acertó en los dos lanzamientos y agravó la crisis herculana.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!