«Hay que visibilizar estas cosas»

VALENCIA Guardar

César Puente Fuente, un hombre ciego, preside una mesa electoral en la ciudad de Alicante con la ayuda de una amiga que le facilita la identificación de cada votante, una labor en la que cree que los ciegos también «deben participar».

Este hombre nacido hace 63 años en Villalibre de Somoza, en la maragatería de León, se ha incorporado a las 8 horas a la mesa B de la sección 26 del colegio situado en el centro cultural de Las Cigarreras, donde ha llegado acompañado por su perra guía negra labradora Vilca, que está a sus pies, debajo del tablero donde se hallan las urnas.

«Es la primera vez que me toca participar en unas elecciones y tengo mucha ilusión por ejercer en la mesa», ha relatado a Efe Puente Fuente, quien ha explicado que solicitó a la Junta Electoral de Zona contar con la ayuda de una amiga de confianza, Verónica González, y que las autoridades han demostrado «mucha sensibilidad» con su caso.

De esta manera, la Junta ha permitido que González sea la cuarta integrante de la mesa (percibirá la correspondiente dieta igual que el presidente y las dos vocales) y ayudará durante toda la jornada a identificar a las personas que acuden a la urna para depositar su voto al Congreso y al Senado.

«Hay que visibilizar como un hecho normal estas cosas en la sociedad», según este hombre invidente de nacimiento, quien desea que las personas con discapacidad puedan cada vez realizar más tareas consideradas inalcanzables hace solo unos años.

Ha relatado que al abrirse el colegio a las 9 horas ha sentido «un poco de nervios: no sé si lo voy a hacer bien o no», aunque con el paso de los minutos ha ganado en confianza.

Aunque no ve, Puente Fuentes está al tanto de todo y, por ejemplo, una de las primeras personas que ha acercado a la mesa que comparte con Verónica y sus dos vocales, Sonia y Charo, tenía intención de echar los sobres al Congreso y al Senado y llevaba por primer apellido Cuerda.

«Cuerda no es de esta mesa, señora, debe ser la de al lado», le ha aclarado este presidente sabedor que su mesa, la B, es para apellidos de la «m» en adelante.

No se aparta de un manual en «braille» donde se establecen las competencias y comportamientos de la jornada electoral, aunque confía en que no le haga falta consultarlo.

Jubilado, reside desde 1979 en Alicante, donde está casado con su mujer, también ciega, y tiene dos hijos con una visión normal, y durante muchos años ha sido profesor de ciencias naturales y sociales en primaria en el colegio de ciegos de la ONCE de Alicante.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!